La Oficina de Naciones Unidas para la Coordinación de Asuntos Humanitarios (OCHA) advirtió este sábado (25.04.2020) que en el primer trimestre del año más de 10.000 colombianos fueron desplazados por el conflicto armado y otros 7.300 están confinados en diferentes regiones del país.

En su informe, el organismo de la ONU agregó que más de 19.500 personas se vieron afectadas entre enero y marzo por “eventos asociados a desastres naturales y más de 100 por minas antipersonal y otros artefactos explosivos no convencionales”.

La OCHA también señaló que la cuarentena por la crisis del virus del PCCh (Partido Comunista Chino), que comenzó el pasado 25 de marzo, “es un factor adicional que configura una múltiple afectación para poblaciones vulnerables ya afectadas”.

Esto agudiza “las necesidades ante las precarias condiciones de vida que presentan y enfrentando enormes dificultades para acceder a los bienes y servicios básicos para la supervivencia”, observó.

Armados aprovechan medidas de salud para ejercer control

“Los actores armados están utilizando las medidas preventivas del virus del PCCh como mecanismo de control social en las poblaciones vulnerables, afectadas en emergencias por desplazamientos y confinamientos, con impacto también en refugiados y migrantes”, agregó el organismo.

Entre tanto, más de 14.000 menores colombianos fueron reclutados por grupos armados ilegales, principalmente por la desmovilizada guerrilla de las FARC, en los últimos 20 años, según informó este sábado el alto comisionado para la Paz, Miguel Ceballos.

Agregó que en la actualidad la guerrilla del Ejército de Liberación Nacional (ELN) tiene reclutados a cerca de 2.500 menores, mientras que las disidencias de las FARC y el Clan del Golfo, la principal banda criminal del país, “ya llevan más de 200 niños víctimas de este delito”.

Fuente: DW.

Le puede interesar: Investigadora china: los muertos en Wuhan son muchos más