Redacción BLes– En un video que circula en Youtube del pasado 1 de agosto se puede ver unos manifestantes con carteles de Black Lives Matter, quemando Biblias frente al edificio de la corte federal en Portland, reportó The Federalist.

Muchos usuarios de Twitter volcaron su enojo por las imágenes comparándolo con lo que Goebbels hizo en su momento bajo el régimen Nazi.

Ian Miles Cheong escribió:

“No sé qué tiene que ver la quema de la Biblia con la protesta contra la brutalidad policial.”

“No se hagan ilusiones de que estas protestas y disturbios no son más que un intento de desmantelar toda la civilización occidental y acabar con siglos de tradición y libertad de religión.”

Donald Trump Jr. escribió:

“Ahora pasamos a la fase de quema de libros. Estoy bastante seguro de que ANTIFA no representa lo que dicen que representa. Tal vez sólo eliminar la parte anti de su nombre y queda perfecto.”

Han pasado más de 60 días desde que los disturbios en nombre de terminar con el racismo y la brutalidad policial comenzaron en Portland, y en muchas ciudades de los Estados Unidos. Sin embargo, después de quemar edificios, destruir negocios, atacar a la policía con bombas molotov, fuegos artificiales y piedrazos, el objetivo de estos grupos sea Antifa o Black Lives Matter está lejos de buscar justicia para la comunidad afroamericana. 

Según un artículo del Courier Journal, el dueño de un restaurante en la localidad de St. Louis, fue extorsionado por miembros de Black Lives Matter. 

En una carta le exigieron que el 23% de sus empleados sean afroamericanos, y el 23% de la mercadería se la tiene que comprar a negocios de afroamericanos, de otro modo, su negocio será destruido. 

Fernando Martinez, el dueño del restaurante usó su cuenta de Facebook para denunciar esta “táctica mafiosa”, y los manifestantes aparecieron en su local el jueves para confrontarlo.

Irónicamente, el Sr. Martinez es un cubano de raza negra.

Quizás los orígenes de estos movimientos ayuden entender un poco mejor. 

Según un artículo del New York Post la cofundadora del movimiento Black Lives Matter, Patrisse Cullors, admite en un video de 2015, que ella y sus colegas son “marxistas entrenadas”, siendo el comunismo ampliamente reconocido en el mundo por ser una ideología que usa ese tipo de tácticas y por destruir la cultura tradicional.

Mientras la sociedad estadounidense se aferre a los valores judeocristianos, estos movimientos marxistas no podrán proliferar.

Alvaro Colombres Garmendia – BLes.com