En testimonio a la PF, el cerebro del Menselão reveló que los dirigentes del PT eran financiados por el crimen organizado, y que el propio Lula fue extorsionado con esta información.

En plena campaña para las elecciones de fin de año, nueva información sale a la luz sobre los vínculos del ex presidente y ex presidiario Lula da Silva y la mayor red criminal del país, denominada el Primer Comando Capital (PCC).

El escándalo estalló luego de un testimonio ante la Policía Federal del publicista Marcos Valério, quien reveló la existencia de una recaudación ilegal de recursos durante los gobiernos de Lula y de Dilma para financiar al Partido de los Trabajadores (PT).

El PT recibía clandestinamente dinero de empresas de autobuses, operadores de transporte pirata y juegos de bingo y lotería. En este último caso, las transferencias financieras al partido serían una forma de lavar recursos del PCC.

Pero la declaración va más allá, y Valério contó que en un momento a Lula se le fue de las manos la situación, y terminó siendo extorsionado por los miembros de esta red criminal. En particular, Ronan Maria Pinto, un importante empresario del sector de transporte, logró sacarle dinero y favores políticos al entonces presidente Lula, amenazándolo que si no revelaría toda la corrupción.

Quien le contó a Valério de lo sucedido presuntamente fue Sílvio Pereira, entonces secretario general del PT, en conversaciones privadas que tuvieron en ese momento.

Marcos Valério, quien actualmente está condenado a 37 años de prisión, por sobornar a legisladores durante el ultra-corrupto gobierno de Lula, no es el primero ni el único en evidenciar los vínculos del PT con el crimen organizado. Incluso CNN, medio que en Brasil opera para el PT, publicó una nota sobre el contador de Lula que es sospechoso de lavar más de tres millones dólares para el PCC por medio de la lotería.

Bolsonaro: “El crimen lo tiene a Lula como aliado y a mí como enemigo”

Ante esta información, el presidente Jair Bolsonaro no tardó en dar su opinión. “No hay duda que el crimen lo tiene a Lula como aliado y a mí como enemigo, de lo cual estoy muy orgulloso”, publicó en Twitter.

Y continuó: “Con él hubo diálogos agotadores. En mi caso, son registros de incautaciones de drogas y daños a facciones criminales. Él quiere a estos ‘jóvenes’ sueltos. Yo quiero que estos matones se pudran en la cárcel“. A continuación, publicó la portada de la noticia original en la revista Veja.

Desde la llegada al poder de Bolsonaro, el Índice de Percepción de Corrupción bajó considerablemente, y todos los criminales involucradas con el Menselão y el Lava Jato fueron apresados. Además, los policías, fiscales y jueces consiguieron el total respaldo del Gobierno federal para investigar sin miedo a la corrupción.

El PCC también está en Bolivia, Colombia, Ecuador y Paraguay

Para comprender el alcance de la red criminal PCC en la región, simplemente uno debe recordar una ola de asesinatos en Paraguay, que puso en evidencia las ramificaciones del Primer Comando de Asunción. Además, tienen presencia en Colombia, Ecuador y Bolivia, entre otros países.

El PCC, junto al comando Vermelho, una agrupación terrorista de inspiración socialista, domina el narcotráfico en la región amazónica en Brasil y el Atlántico sur, y desde allí trafican a Europa y Asia.

Esta agrupación nace en las cárceles de Sao Paulo en 1993. “Pero desde comienzo de los años 2000, el grupo ha desbordado las cárceles y actualmente está presente en la dinámica del tráfico de drogas y también en robos a instituciones financieras y a empresas de traslado de valores”, según explica Camila Nunes, académica de la Universidad Federal de ABC en São Paulo y experta en el grupo criminal brasileño.

Fuente: La Derecha Diario

Suscríbete para recibir nuestras últimas noticias

Al enviar este formulario, acepto los términos.