Después de haber alcanzado un acuerdo comercial con México, el gobierno de Trump está poniendo, por el momento, las negociaciones comerciales con China en un segundo plano.

El 27 de agosto, Estados Unidos firmó un nuevo acuerdo comercial con México para reemplazar el Tratado de Libre Comercio de América del Norte, y luego seguirán las negociaciones con Canadá, dijo el presidente Donald Trump en una llamada telefónica con el presidente mexicano Peña Nieto desde el Salón Oval.

Mientras tanto, con respecto a China, “no es el momento adecuado para hablar”, afirmó Trump.

“Y como saben, estamos trabajando –sin relación con este (acuerdo comercial entre Estados Unidos y México)– estamos trabajando mucho con otros países. China es uno de ellos. Quieren hablar, y para ser honesto, ahora mismo no es el momento adecuado para hablar con China. Ha sido demasiado unilateral durante demasiados años, durante demasiadas décadas, y por lo tanto no es el momento adecuado para hablar”, dijo, según una transcripción de la Casa Blanca.

“En algún momento, estoy seguro de que podremos llegar a un acuerdo con China. Mientras tanto, nos va muy bien con China”.

Antes de que se alcanzara el acuerdo con México, Larry Kudlow, quien encabeza el Consejo Económico Nacional de la Casa Blanca, informó que China está cada vez más aislada en el ámbito comercial, mientras Washington avanza hacia acuerdos comerciales con la Unión Europea y México, según informó Reuters el 3 de agosto.

“Nos estamos acercando a la Unión Europea para llegar a un acuerdo con ellos, así que tendremos un frente unido contra China, y creo que la mayor parte de nuestro equipo comercial diría que nos estamos aproximando a México”, apuntó. “China está cada vez más aislada con una economía débil”.

Kudlow advirtió a China que no subestime la determinación de Trump en lo que respecta al comercio.

En una entrevista con CNBC el 16 de agosto, Kudlow describió que la economía de China se ve “terrible” y que la inversión allí está “colapsando”.

Los últimos datos muestran que “las ventas al por menor, la inversión de las empresas está colapsando” y “puede haber cierta manipulación” en la divisa.

“Los inversionistas se están mudando de China porque no les gusta la economía”, agregó.

Según la autora y analista He Qinglian, respetada experta en economía china que vive en Estados Unidos, el tema central para Washington es el robo por parte de China de la propiedad intelectual estadounidense y el uso de productos falsificados para conquistar el mercado de las empresas estadounidenses, además de la iniciativa “Made in China 2025”.

El objetivo de la iniciativa es que China se convierta en una potencia manufacturera importante en competencia directa con Estados Unidos y es considerada una amenaza para el liderazgo tecnológico de Estados Unidos por el grupo de expertos del Consejo de Relaciones Exteriores.

He Qinglian reiteró que mientras no se resuelva la cuestión del robo de propiedad intelectual en particular, será difícil que las negociaciones comerciales entre Estados Unidos y China logren avances sustanciales.

Desde que Trump fue electo como presidente, Estados Unidos ha formado asociaciones de libre comercio con varios países, incluyendo miembros de la Unión Europea, México, Corea del Sur y pronto también Canadá. Las negociaciones individuales con estos países han formado un nuevo tipo de alianza, representando una gran parte del mercado mundial.

A través de La Gran Época.

Temas: Categorías: América EE. UU.

Querido Lector,

En BLes tenemos un sueño: revivir la honestidad y la verdad.

Actualmente en todo el mundo se está librando una batalla decisiva, y la gente del mundo está despertando ante la manipulación de la información, las censuras y las fake news.

Nuestros reportajes nunca son influenciados por el interés comercial o político. La prioridad de BLes ha sido siempre, desde de su fundación, reflexionar y reportar sobre política, economía, ciencia, salud y otros temas de actualidad siempre con honestidad y veracidad.

Así, BLes es parte de un cambio trascendental que atraviesa hoy la humanidad, emergiendo como una fuerza recta y virtuosa, guiada por los principios de Verdad, Benevolencia y Tolerancia.

El mundo está cambiando, los medios que no han hecho su trabajo profesionalmente e imparcialmente y se han dejado seducir por beneficios materiales o intereses personales, tendrán que desaparecer, porque el mundo ha despertado.

El periodismo tiene que volver a abrazar los valores, porque el mundo quiere la verdad.

Pronto podremos ver que el periodismo será respetado nuevamente. Se volverá creíble, reportará con veracidad y con rectitud. Somos uno de los pioneros de esta nueva manera de contar las noticias, con consciencia de un nuevo mundo basado en los valores.

Ayúdanos a hacerlo realidad. Apóyanos para continuar con esta misión.