Redacción BLes – Los principales líderes republicanos esperan que el GOP (Gran Partido Viejo) atraiga más a los partidarios de Trump dirigiéndose a los estadounidenses más trabajadores.

El líder de la minoría del GOP en la Cámara de Representantes, Kevin McCarthy, planea dirigir el Partido Republicano hacia aquellos que apoyan a Donald Trump.

McCarthy cree que convertirse en un partido para los votantes de la clase trabajadora podría ayudar al GOP a atraer hasta 74 millones de personas que votaron por el ex presidente en las elecciones de noviembre.

“El presidente Trump le dio al Partido Republicano un regalo político: ahora somos el partido apoyado por la mayoría de los votantes de la clase trabajadora”, dijo en una carta al representante republicano de Indiana Jim Banks compartida en DocumentCloud.

El líder de la minoría de la Cámara de Representantes dijo que la presidencia de Trump cambió significativamente qué demografía apoya al GOP y al Partido Demócrata, y es probable que esta tendencia continúe.

“El presidente Trump no solo cambió el papel de cada partido: provocó una inversión de paradigma”, dijo. “Después de cinco años, está claro que esta inversión no es un realineamiento temporal contingente a la presencia de Donald Trump en la Casa Blanca: ambos partidos están experimentando transformaciones de coalición”.

La campaña presidencial del GOP en 2020 atrajo donaciones de un estimado del 79% de los mecánicos, el 60% de los propietarios de pequeñas empresas y el 59% de los custodios.

En comparación, la campaña presidencial del demócrata Joe Biden atrajo donaciones del 94 por ciento de los profesores universitarios, el 86 por ciento de los profesionales del marketing y el 73 por ciento de los banqueros.

“¿Qué tienen en común los conserjes, los dueños de restaurantes y los reparadores de coches que motivaron a cada grupo a donar sus ingresos ganados con esfuerzo al candidato presidencial republicano?”, reflexionó.

Cree que el Partido Republicano debería responder a este cambio adoptando las mismas políticas que el presidente Trump defendió en su primer mandato.

Esas políticas incluyen la adopción de una postura dura frente a la inmigración ilegal y las violaciones de los derechos humanos del Partido Comunista Chino. También implica proteger los empleos estadounidenses, promover el libre mercado, seguir financiando a la policía y penalizar a las grandes empresas tecnológicas por reprimir la libertad de expresión.

Le recomendamos:

El partido también considerará la celebración de mesas redondas de la clase trabajadora, la creación de un grupo de trabajo de las familias trabajadoras, la orientación de las donaciones individuales y digitales, y la adopción de una “agenda hecha en América”.

“Nuestro éxito electoral en las elecciones intermedias de 2022 estará determinado por nuestra voluntad de abrazar nuestra nueva coalición”, dijo McCarthy. “Los republicanos de la Cámara de Representantes pueden ampliar nuestro electorado, aumentar la participación de los votantes y recuperar la Cámara de Representantes si se renuevan con entusiasmo y se reorientan como el partido de la clase trabajadora”.

Richard Szabo – BLes Mundo