Redacción BLes – Desde que asumió la presidencia en Brasil en 2019, Jair Messias Bolsonaro​ se opuso a los poderes ocultos, a la izquierda, a la agenda globalista y al Estado profundo.

Obviamente, su valiente posición le trajo grandes y poderosos enemigos que están haciendo lo imposible para derrocarlo y en este informe, lo vamos a revelar.

Al igual que prácticamente todos los países de Latinoamérica, Brasil está cooptado por la izquierda y el globalismo.

En los 15 años en el poder del Partido de los Trabajadores de Lula Da Silva, convivió una híbrida alianza entre la izquierda brasileña, los poderes fácticos, el comunismo chino, el Estado profundo y las empresas globalistas.

Es por eso que este statu quo que reinaba en Brasil entró en pánico a fines de 2018 ante el avance en la intención de voto de Jair Bolsonaro, por entonces un candidato con muy pocos recursos, y con un discurso simple pero contundente.

Ad will display in 09 seconds

Suscríbete para recibir nuestras últimas noticias

Al enviar este formulario, acepto los términos.