Redacción BLes– El acuerdo de paz entre Israel y los Emiratos Árabes Unidos solo marca el más reciente de los logros que en materia de política exterior, logra el presidente estadounidense Donald Trump durante su primer mandato. 

La trascendencia de este tratado establece un récord en Estados Unidos, que incluso fue reconocido por el columnista del Washington Post especializado en asuntos exteriores, David Ignatius. 

Ignatius estuvo de acuerdo con Trump cuando este dijo que fue un “’ENORME’ logro”, y se unió a las expectativas de que este acuerdo sea el preludio de los convenios que Israel pueda concretar con otros países de la región como Bahrein, Omar y Marruecos, abriendo relaciones diplomáticas con Israel. 

El hecho de que Trump haya sido el primer presidente estadounidense que volara entre   Riad, la capital de Arabia Saudita y Tel Aviv en Israel, se convierte en un símbolo histórico para Martha Boneta, la vicepresidente ejecutiva de Ciudadanos por la República (CFTR), una organización de cabildeo de base conservadora de EE. UU..

“Ha derrotado a ISIS, trasladado la embajada de los Estados Unidos a Jerusalén y eliminado a Qasem Soleimani, el general de división iraní cuyo Cuerpo de la Guardia Revolucionaria Islámica es responsable de la muerte de cientos de estadounidenses y ha castigado a Siria”, cita  Boneta por su parte.

También ha comenzado a retirar las tropas de Afganistán y de Siria, y anunció que retiraría de Alemania las tropas estacionadas en ese país.  

Adicionalmente, Trump terminó con el considerado perjudicial acuerdo nuclear con Irán y los acuerdos climáticos de París, e incluso se retiró de la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Exigió a los demás miembros de la OTAN para que aumentaran sus contribuciones, sancionó en diferentes frentes al Partido Comunista de China para limitar sus abusos sobre la economía y la seguridad estadounidense, y castigar sus abusos contra los derechos humanos.

Las reuniones cumbres y las conversaciones celebradas con el líder de Corea del Norte pacificaron las pruebas de misiles transcontinentales que tanto inquietaban a Japón y a los países vecinos de la península coreana, también mencionó Boneta.

En el continente americano Trump firmó un nuevo acuerdo comercial con Canadá y México, bloqueó económicamente al régimen dictatorial de Nicolás Maduro, responsable de la crisis humanitaria en Venezuela y renovó los vínculos con los aliados de EE. UU., en Centroamérica y Suramérica. 

Asimismo, la permanente acción del secretario de Estado, Mike Pompeo, cubre constantemente las necesidades que en política exterior demandan las buenas relaciones de Estados Unidos con sus aliados. 

Por todos estos logros, la mayoría de ellos sin precedentes, Trump marca un récord histórico para su nación, en materia de política exterior bien gestionada. 

Jose Hermosa– BLes.com