Redacción BLes– El líder de la minoría de la Cámara de Representantes, Kevin McCarthy (R-CA), dijo que los resultados de las elecciones del 3 de noviembre demostraron que “el pueblo estadounidense” está “harto” del liderazgo de los demócratas en el Congreso.

Los republicanos ganaron 10 escaños en la Cámara baja y quedaron a pocas bancas de alcanzar la mayoría.

Las nuevas autoridades del Congreso asumieron el domingo. Por un estrecho margen, la presidente de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi (D-CA), fue reelecta en su cargo.

McCarthy se mostró sumamente crítico de Pelosi afirmando que su partidismo hizo que los últimos dos años de la Cámara, bajo su liderazgo, fueran de los “menos productivos” en la historia del Congreso.

“Hace dos meses, el pueblo estadounidense dijo ‘suficiente’”, afirmó McCarthy.

“Basta de políticos que dictan lo que puedes decir, dónde puedes comer y si puedes ir a la iglesia (…) Basta de políticos que ignoran los bloqueos de quedarse en casa que nos imponen al resto de nosotros (…) Basta de arrogancia e hipocresía”, añadió.

El líder de la minoría aseguró que “los estadounidenses están hartos de eso y los republicanos también”.

Tras los resultados de las elecciones, McCarthy ha afirmado que los estadounidenses votaron en “contra del socialismo”, ya que varios miembros del Partido Demócrata han propuesto ideas radicales, como por ejemplo, desfinanciar la policía.

Es por esto que el representante de California consideró que el pueblo estadounidense optó por el Partido Republicano.

“Como Partido de Lincoln, los republicanos comprenden lo que significa llevar las preocupaciones de nuestros electores con nosotros en todo momento”, dijo McCarthy. “Somos una creciente coalición de clase trabajadora de estadounidenses orgullosos, más enérgicos, unidos y confiados que nunca”, explicó.

“Hemos escuchado a nuestros electores (…) e hicimos un compromiso con Estados Unidos para restaurar nuestro estilo de vida, reconstruir la economía y renovar el Sueño Americano”, indicó.

Cabe destacar que la reelección de Pelosi como oradora en el 117.° Congreso fue muy estrecha y no contó con el apoyo de la mayoría de los 435 miembros de la Cámara de Representantes.

De hecho, tuvo que recurrir a los votos de “el escuadrón”, un grupo de progresistas y autodenominados socialistas democráticos, encabezados por la representante izquierdista Alexandria Ocasio-Cortez (D-NY).

Varios miembros del Partido Demócrata han sostenido que el mal desempeño del partido en las últimas elecciones estuvo relacionado justamente con las posturas más radicales de algunos políticos.

“Deje de hacer eslóganes. Los eslóganes matan a la gente. Los eslóganes destruyen movimientos”, indicó al respecto el representante Jim Clyburn (D-S.C.) acerca de las etiquetas “socialistas”, “progresistas”, etc.

“Esta tontería de que tienes que ser así o así de progresista. Esa frase ‘desfinanciar a la policía’ le costó mucho a Jaime Harrison”, explicó Clyburn en referencia al político de Carolina del Sur que perdió la carrera al senado de la mano del actual senador republicano Lindsey Graham.

 Miguel Díaz – BLes.com