Redacción BLes– Para la escritora estadounidense Ann Coulter, la violencia que durante más de 50 días sigue causando estragos en Portland es ejecutada por miles de miembros de Antifa, protegidos por los demócratas y los medios.

Por un lado, los demócratas dejan de proteger a los ciudadanos y al patrimonio de las ciudades que están bajo su cuidado, mientras “miles de antifa vestidos de negro han estado arrasando con todo lo que se ven”, relata Coulter en Townhall el 22 de julio.

Por otro lado, los medios como “MSNBC y CNN invariablemente presentan alguna zona de Portland lejos de la ‘carnicería’, mostrando a la gente paseando, el sol brillando, y ni un solo edificio en llamas”, al informar sobre las protestas ‘pacíficas’ como las llaman, agrega Coulter.

En este momento de violencia por el que pasan varias ciudades del país desde la muerte del afroamericano George Floyd ocurrida el 25 de mayo, los medios no informan sobre los violentos disturbios que el gobierno federal está sofocando, en ausencia del cumplimiento de su deber por parte de los demócratas que las gobiernan.

“En Portland, Chicago, Nueva York, Seattle, Atlanta y en otros lugares, los niños no solo son detenidos en la puerta de la escuela, sino que también son asesinados. Están siendo atacados”, lamenta Coulter en su escrito en el que también enumera la violencia contra la policía. 

“Noche tras noche, los ‘manifestantes pacíficos’ han lanzado bombas, ladrillos, botellas de agua congeladas y bloques de cemento a la policía de Portland, a la que superan ampliamente en número. Han disparado morteros, mármoles, cojinetes de bolas y fuegos artificiales de calidad comercial a los oficiales, enviando a docenas de ellos al hospital”, refirió Coulter entre otros atropellos.

Asimismo, la escritora Coulter recuerda que no es la primera vez que los demócratas, a quienes considera el partido de Antifa, se oponen a que las fuerzas federales cumplan con su deber de proteger a la nación.

En 1957 el presidente Dwight Eisenhower tuvo que enviar tropas para propiciar la no segregación en una escuela de Little Rock, Arkansas, y las reacciones de los demócratas en esa época no se diferencian de los reclamos que emiten ahora, con expresiones como “anulación de derechos”, “dictadura militar” y “territorios ocupados”. 

No en vano el escritor y director de medios Kevin McCullough hace responsables a los demócratas, de las vidas y los bienes de los estadounidenses perdidos a manos de los anarquistas. 

“La amenaza más importante para nuestra nación en este momento son los demócratas, que votan para eliminar la aplicación de la ley y que son, por extensión, responsables del mayor y más significativo aumento en la pérdida de vidas”, advierte McCullough.

“Están permitiendo a los marxistas y anarquistas crear un completo caos y desorden. También parecen totalmente despreocupados por cualquier vida, sea blanca o negra”, aparentemente impulsados solo por el deseo de ganar las próximas elecciones presidenciales.

“No es la primera vez que los presidentes republicanos han tenido que lidiar con demócratas que apoyan el terrorismo. Probablemente no será la última”, señala finalmente Coulter.

Jose Hermosa – BLes.com