Redacción BLes – Luego de tres años de acusaciones fraudulentas -como la falsa colusión con Rusia- para obstruir la agenda del presidente Trump, los demócratas parecen no querer rendirse y podrían utilizar una trama similar para boicotear su reelección en 2020.

El presidente del Comité Judicial de la Cámara de Representantes, el demócrata Jerry Nadler, expuso que si el presidente Trump fuera absuelto del juicio político en el Senado, no sabe si la elección presidencial de 2020 será una elección “justa”.

Es decir que ya de antemano intentó socavar la legitimidad de la posible y muy probable reelección de 2020 del presidente Donald Trump, elegido democráticamente en 2016.

La declaración la hizo durante la emisión del domingo de “Meet the Press” de NBC cuando el anfitrión Chuck Todd le preguntó: “Si [el presidente Trump] es absuelto, ¿cree que tendremos una elección justa en 2020?”

Nadler respondió: “No lo sé. El presidente, basado en su desempeño en el pasado, hará todo lo posible para que no sea una elección justa, y eso es parte de lo que nos da urgencia para proceder con este juicio político”.

La sugerencia fue que si Trump gana la reelección, será por medios ilícitos, lo que significa que Nadler cree que es imposible que el presidente gane la carrera 2020 de manera justa. Quizás no recuerda que a las elecciones de 2016 las ganó, a pesar de todos los esfuerzos de los medios de comunicación y del establishment de Washington para bloquearlo.

“[Trump] representa una amenaza para la integridad de las próximas elecciones si se le permite continuar haciendo lo que está haciendo”, dijo. “Es urgente tratar esto porque tenemos que asegurarnos de que las próximas elecciones se lleven a cabo con integridad y sin interferencia extranjera”.

El argumento de Nadler es la teoría de que el presidente abusó de su poder para tratar de persuadir al presidente ucraniano Volodymyr Zelensky de que investigara a su principal rival de 2020, el exvicepresidente Joe Biden, a cambio de ayuda económica.

A partir de allí comenzaron los esfuerzos de los demócratas de la Cámara de Representantes para impugnar al presidente iniciándole un juicio político, a pesar de que no hay pruebas de quid pro quo (una cosa a cambio de la otra) entre ambos mandatarios.

Varios “testigos” -todos ellos llamados a declarar por los demócratas- han admitido no tener conocimiento de nada ilícito. Y el testigo que sugirió que algo ilícito pudo haber ocurrido, más tarde admitió que esto era solo una presunción sin hechos .

Esta revelación ha llevado a algunos a argumentar que todo esto, desde la falsa colusión rusa hasta el ‘Caso Ucrania‘, es solo humo  empañar la imagen del presidente y evitar su reelección.

A su vez, el Washington Post informó la semana pasada que: los miembros del Comité Judicial de la Cámara y otros legisladores más liberales y asistentes del Congreso han estado discutiendo en privado la posibilidad de redactar artículos [de juicio político] que incluyen la obstrucción de la justicia u otros ‘crímenes importantes’ que creen que están claramente descritos en el informe de Mueller, o las acusaciones de que Trump ha utilizado su cargo para beneficiarse.

Este anuncio ha llevado al presidente a preguntar: “¿Por qué estarían haciendo eso?”

“¿Por qué reelegir a los demócratas cuando sabes que esto es lo que están haciendo con su mayoría? Su caso no es fuerte porque primero fue la colusión rusa, luego fue la obstrucción, luego fue Ucrania, ahora su vuelta a Rusia. ¿Por qué estarían haciendo eso?”, se cuestiona el presidente Trump en un tweet.

El presidente Trump ha roto el estereotipo de “políticos estadounidenses de carrera”, a los que los ciudadanos estaban acostumbrados, o más bien resignados. Políticos como Nancy Pelosi o Jerry Nadler llevan décadas en el poder haciendo poco para el pueblo y más para satisfacer otros intereses. Luego llega Trump -sin ser un político de carrera- y con mucha dificultad empieza a cumplir una a una sus promesas de campaña y a “drenar el pantano” de Washington, tratando de purgar del poder a personas que responden a intereses ajenos o a los suyos propios.

Una de las promesas del presidente fue “devolver el poder al pueblo” y eso es lo que está haciendo. ¿Será por eso que los demócratas están tan desesperados?

[SÚMATE A NUESTRO GRUPO “HISPANOS POR TRUMP” Y DÉJANOS TU OPINIÓN]

Te puede interesar: Clinton-China: La verdadera colusión (Parte 1)

videoinfo__video2.bles.com||732de8603__

Ad will display in 09 seconds