Redacción BLes– Este pasado martes 4 de agosto, el senador republicano Ted Cruz, presidió una audiencia titulada “El derecho de la gente a manifestarse pacíficamente: protegiendo la libertad de expresión en medio de los disturbios”, donde a pesar de los testimonios y la evidencia presentada sobre la violencia en las manifestaciones alrededor del país, los demócratas intentaron negarlo y desmentirlo, reportó Fox News.

El argumento de la audiencia

El senador republicano Ted Cruz, inició la audiencia del Subcomité sobre la Constitución del Comité Judicial del Senado, condenando la violencia ejercida por grupos anarquistas y marxistas, y marcando la diferencia entre protestar pacíficamente y usar las protestas como un escudo para llevar a cabo una agenda de violencia.

Al final de su discurso reprodujo un video que compara los grandes cambios logrados por figuras como Martin Luther King y Mahatma Gandhi que en tiempos violentos, ellos respondieron firmes pero pacíficamente, para alcanzar sus objetivos en la sociedad.

Del otro lado las imágenes de violencia, destrucción, muertes, caos y saqueos que se vive en diferentes ciudades de los Estados Unidos, particularmente en Portland, resultado de las protestas por la muerte de George Floyd.

El senador republicano también disparó contra los líderes demócratas de estas ciudades que no han cumplido con su deber. En vez de repeler los disturbios que tuvieron consecuencias catastróficas para los residentes locales, retiraron la policía de las calles, elogiaron las protestas como “pacíficas”, promovieron leyes para desfinanciar a la policía y cargaron contra el presidente Trump por enviar agentes federales a estos lugares.

Cruz anunció su proyecto de ley “Reclamar” mediante el cual las personas que hayan sufrido daños físicos o materiales, podrán demandar a los funcionarios de gobierno que no actuaron para mantener la ley y el orden, y no los protegieron durante los disturbios.

Luego reconoció a la senadora Mazie Hirono, demócrata de Hawái, miembro de rango en el subcomité, que usó su discurso para desmentir los hechos presentados por el senador Cruz.

El punto de vista demócrata

La senadora demócrata dijo: “El título de esta audiencia debería ser el derecho a manifestarse pacíficamente sin ser golpeado por agentes federales sin identificar”. 

Hirono dijo que los manifestantes pacíficos se vieron atacados por fuerzas de seguridad federales no identificadas, secuestrados en la noche y llevados en vehículos no identificados. Usó dos ejemplos de personas que fueron heridas durante los disturbios, y de miembros de la prensa que recibieron balazos de goma mientras reportaban en el lugar.

La senadora habló de lo que sucedió en la Plaza Lafayette el 1 de junio. Acusó al Fiscal General de “limpiar” una protesta pacífica para que el presidente Trump pudiera sacarse una foto en la iglesia de San Juan. Sin embargo, el jefe de policía a cargo del operativo Gregory Monahan declaró ante el Congreso que no hubo una orden del Fiscal General y que tampoco se hizo para que el presidente pudiera sacarse una foto, según informó un artículo de Fox News

Hirono también usó un video para validar su discurso, aunque cuando inicialmente acusan a los federales de no identificarse, al final del video se contradicen mostrando dónde están las insignias de los agentes que claramente los identifican.

La demócrata dijo al menos 200 personas han sido asesinadas en los últimos años por grupos de supremacistas blancos, pero que por las protestas de Antifa no se registra ninguna muerte.

Además condenó el envío de agentes federales a estas ciudades alegando que solo empeoró la situación en vez de mejorarla. 

Los testigos aportan evidencia 

El subdirector suplente de Seguridad Doméstica (DHS), Ken Cuccinelli, junto con la Dra. Erin Cox, fiscal de distrito de Texas, fueron los primeros testigos.

El Sr. Cuccinelli mostró imágenes de las armas secuestradas durante los disturbios, entre lo que se encontraron armas de fuego, láser, granadas caseras, bombas molotov, piedras, etc. y con las cuales atacaron a los agentes federales.

Solo en el mes de julio hubo 277 agentes federales heridos en los disturbios, algunos de ellos fueron cegados con los láseres.

El Sr. Cuccinelli se mostró molesto por la forma en que los medios principales como CNN, MSNBC, entre otros, al igual que los líderes demócratas han caracterizado a los agentes federales, quienes arriesgan sus vidas y su integridad física para proteger no solo la propiedad federal sino también a las personas inocentes y sus libertades civiles.

La autoridad de la DHS afirmó que sus agentes están entrenados para reducir la violencia, y contó una anécdota en Portland durante los disturbios.

Conto que, un manifestante que atacó a los federales fue arrestado y que inmediatamente después esta persona tuvo un ataque epiléptico. Los federales coordinaron para despejar el camino y el equipo de médicos de los federales le suministró un medicamento para reducir los latidos del corazón y estabilizar a la persona, que acababa de atacar a sus colegas.

Al ser cuestionado por los casos de abuso de fuerza, el Sr. Cuccinelli dijo que cada vez que se usa fuerza policial excesiva, se abre una investigación y se comprometió a reportar los resultados al subcomité.

Con respecto a los periodistas atacados durante las protestas, aclaró que luego de una directiva de las autoridades en Portland sobre evitar interferir con la prensa que realiza su trabajo en el lugar, los manifestantes aparecieron al día siguiente con remeras negras con la palabra “prensa” y se ponían entre los federales y los alborotadores que lanzaban proyectiles hacia ellos. Esto dificultaba el trabajo de los agentes y fue visto más bien como una táctica.

La audiencia terminó con los testimonios de Andy Ngo, periodista investigador y el profesor universitario Jonathan Turley.

Alvaro Colombres Garmendia – BLes.com