Redacción BLesLa firma LinkedIn, perteneciente a Microsoft, censuró el perfil de la periodista estadounidense Bethany Allen-Ebrahimian en China, invitándola a “actualizar” su contenido para encajar con los requisitos del régimen comunista. Además ofreció “colaboración” para que su perfil sea aprobado por el Partido Comunista Chino (PCCh).

Según publicó la propia periodista en su cuenta de Twitter, la plataforma de redes sociales le dijo el martes que su perfil, comentarios y actividad pública “no serán visibles en China”. 

“Me desperté esta mañana para descubrir que LinkedIn había bloqueado mi perfil en China. Solía ​​tener que esperar a que los censores del gobierno chino, o los sensores empleados por las empresas chinas en China, hicieran este tipo de cosas. Ahora, una empresa estadounidense paga a sus propios empleados para que censuren a los estadounidenses”, escribió indignada la periodista.

En la publicación se adjunta una imagen con el mensaje enviado por Linkedin con los escuetos argumentos sobre la censura. Allí también la compañía ofrece trabajar junto Allen-Ebrahimian si acepta “actualizar la sección Resumen” de su perfil, lo que despertó mayor indignación en la periodista.

En respuesta, Allen-Ebrahimian, que actualmente está escribiendo un libro sobre el régimen comunista chino, acusó a LinkedIn de ofrecer un “servicio gratuito de consultoría de autocensura”, calificándolo de “oferta muy inquietante”.

“Trabajaremos con usted para minimizar el impacto y podemos revisar la accesibilidad de su perfil dentro de China si actualiza la sección Resumen de su perfil”, escribió Linkedin en su descargo.

Básicamente el comunicado la invita a colaborar en una situación de autocensura, dado que de modificar la sección Resumen no lo haría solo para China sino que quedaría reflejado en su perfil público general. 

“Esto va más allá del modelo de ‘soberanía de Internet’ de China e impone la censura de China extraterritorialmente”, escribió al respecto Allen-Ebrahimian.

Luego la periodista se cuestionó cómo se marcó exactamente su perfil o, más precisamente, quién lo marcó originalmente: ¿LinkedIn o el gobierno chino?

Cualquiera sea el caso es sumamente preocupante, argumentó. Si es lo primero, significa que la compañía estadounidense está pagando literalmente a sus empleados para que monitoreen el contenido de perfiles considerados ofensivos para el régimen chino. Si es lo segundo, significa que LinkedIn está trabajando mano a mano con el PCCh en las prácticas de censura.

LinkedIn comenzó a operar en China en el año 2014, y el entonces director ejecutivo Jeff Weiner aceptó que el régimen chino aplica estrictas reglas de censura, y admitió que la compañía deberá someterse a los controles del gobierno “cuando y en la medida que sea necesario”.

En marzo, el New York Times reportó que las autoridades chinas habían penalizado a Microsoft por permitir “contenido político objetable” en la red social, obligándola a realizar una autoevaluación y presentar un informe a los reguladores de Internet del país.

El periodista de Axios, Jonathan Swan, publicó esta semana en su cuenta de Twitter en apoyo a su colega:

“La empresa estadounidense LinkedIn ahora trabaja como censor en nombre del Partido Comunista Chino, bloqueando el perfil de mi colega de Axios debido a sus informes críticos sobre el PCCh”.

“Es una reportera diligente y ética y tenemos la suerte de tenerla en Axios”, agregó Swan sobre su colega.

Andrés Vacca – BLes.com

Suscríbete para recibir nuestras últimas noticias

Al enviar este formulario, acepto los términos.