Redacción BLesDiferentes líderes republicanos junto a sectores conservadores han observado con entusiasmo la nueva ley pro vida sobre “Latidos del Corazón” de Texas, y como era de esperar, están comenzando a trabajar utilizando como modelo la reciente disposición para presentar proyectos de ley similares en sus estados.

La mayoría de los estados republicanos han aprobado restricciones cada vez más estrictas sobre el aborto durante los últimos años, pero gran parte han sido bloqueadas por los tribunales federales tras las demandas realizadas por la poderosa industria del aborto apoyada por políticos progresistas. 

Ahora, tras imponerse la ley de Texas, surgieron nuevos fundamentos legales para continuar en la lucha por el respeto y cuidado de los niños no nacidos.

El jueves 2 de agosto, cuando se confirmó la implementación de la Ley de “Latidos del Corazón”, los legisladores republicanos de al menos seis estados expresaron su interés por presentar proyectos de ley utilizando la ley de Texas como modelo, con la esperanza de que proporcione un nuevo sendero para promulgar la restricción contra el aborto que han buscado durante años.

En Mississippi, el senador estatal republicano Chris McDaniel fue el primero en anunciar que está considerando presentar una legislación que se ajustara a la ley de Texas. 

“Creo que la mayoría de los estados conservadores del Sur verán esta inacción de la corte y la verán como quizás una oportunidad para avanzar en ese tema”, dijo el legislador.

Con su comentario, McDaniel se refiere al rechazo de la Corte Suprema del intento de bloquear la ley de Texas, tras una solicitud de emergencia presentada por los sectores asociados a la industria del aborto. 

Los líderes republicanos en la Legislatura de Florida también afirmaron que el fallo de la Corte es una luz verde para aplicar restricciones más estrictas al aborto cuando los legisladores se reúnan en 2022. 

Incluso el presidente del Senado, Wilton Simpson, aseguró a una estación de radio de Tampa que la Legislatura “ya está trabajando” en un proyecto de ley similar a la medida de Texas. 

El presidente de la Cámara de Representantes, Chris Sprowls, republicano por Palm Harbor, rápidamente emitió una declaración en la que indicaba que él también presionaría para que se impongan restricciones más estrictas al aborto. 

Además de Mississippi y Florida, los legisladores republicanos y los opositores al aborto en al menos otros cuatro estados controlados por los republicanos (Arkansas, Indiana, Dakota del Norte y Dakota del Sur) dijeron que estaban considerando impulsar proyectos de ley similares a la ley de Texas.

Durante años, los republicanos han recurrido a diversas estrategias legales para encontrar nuevas formas de erosionar las trabas al derecho a la vida generadas a partir de la resolución de Roe v. Wade en 1973 por parte de la Corte Suprema. Hasta el momento pareciera ser la primera vez que algún estado llega tan lejos en esta lucha contra el aborto.

Los sectores progresistas ya advirtieron que no se quedarán atrás e intentarán por todos los medios socavar la nueva legislación de Texas e impedir que se propague por otros estados.

La congresista Ocasio-Cortez publicó un mensaje de Twitter sugiriendo públicamente a sus compañeros demócratas que deberían ampliar la Corte Suprema para colocar una mayoría de jueces liberales y así tomar decisiones en base a sus intereses en favor del aborto.

La ley de Texas, que entró en vigor el miércoles, prohíbe los abortos una vez que los profesionales médicos pueden detectar la actividad cardíaca, generalmente alrededor de las seis semanas.

Andrés Vacca – BLes.com