Redacción BLes – Líderes de la comunidad afroamericana en la ciudad de Nueva York están pidiendo al alcalde que la unidad de policías de civil anticrimen sea reinstalada en la ciudad.

El pedido viene en medio de una escalada importante en la cantidad de personas asesinadas en tiroteos, la cual repercutió hace dos días atrás con la muerte de una niña de 1 año de edad. 

Eric Adams, presidente de Brooklyn Borough (distrito de Brooklyn), dijo: “Creo que la eliminación total es algo que tenemos que reevaluar”. Además agregó: “Ahora mismo, los malos están diciendo si no ves a azul y blanco [policía] puedes hacer lo que quieras”, según reportó CBS.

Tony Herbert, otro activista afroamericano de Nueva York, culpó a las autoridades de la ciudad: “Las armas siguen disparándose y ahora tenemos una niña de 1 año y la sangre está en las manos del alcalde y la Legislatura Estatal”, dijo el Sr. Herbert.

Eric Adams, expolicía de la ciudad dijo que la solución es hacer reformas en la policía. Por ejemplo, dijo que esos policías que son entrenados para derribar puertas y perseguir criminales peligrosos, no están preparados para manejar situaciones que requieren cierta sensibilidad. Por eso sugirió una reforma en la asignación de tareas.

Adams dijo: “Para ellos, todos son los tipos malos”.

El presidente de la Asociación Benevolente de Policías, Patrick Lynch, habló con Fox News sobre los recientes cortes en el presupuesto de la policía y cómo está afectando a la comunidad.

Lynch cargó contra el alcalde demócrata Bill De Blasio: “La ciudad le ha devuelto las calles… cuando digo la ciudad, me refiero al consejo, la oficina del alcalde, y la Legislatura estatal… Han esposado a los policías y les han devuelto las calles nuevamente a los criminales”.

El Sr. Lynch, que preside el sindicato más grande de policías en Nueva York, remarcó que pocos años atrás, la ciudad era un caos y la policía, trabajando en conjunto con las comunidades, recuperaron las calles y se las dieron a la gente que trabaja.

“Esta administración ha demonizado a la policía, han cambiado las reglas haciendo imposible nuestro trabajo, y los criminales se han aprovechado de eso”, apuntó Lynch.

Continuó expresando su desconcierto con las decisiones tomadas por De Blasio de recortar el presupuesto de la policía: “Dicen ‘les vamos a cortar mil millones de su presupuesto’ porque había un slogan en un cartel de una protesta, y luego el alcalde dice ‘vamos a hacer eso’…  desfinanciar a la policía.”

La unidad anticrimen contaba con unos 600 efectivos cuya principal tarea era sacar las armas de las calles. 

El crimen en Nueva York aumenta día a día dado que los criminales saben que ahora hay menos policías y se están aprovechando de la oportunidad.

Viendo estas estadísticas y la cantidad de personas afroamericanas muertas por la ausencia de la policía, la pregunta que queda por hacer es ¿es esto lo que buscaban las protestas? 

Álvaro Colombres Garmendia – BLes