Redacción BLes – En Argentina se está debatiendo la despenalización del aborto, y aunque ha crecido el rechazo, el resultado de la votación en el Senado el próximo 8 de agosto aún es incierto.

La histórica sesión del senado en que se enfrentarán las fuerzas políticas, se presentarán tres dictámenes, tres caminos que Argentina puede tomar, según reporte de La Nación

Las distintas comisiones en el Senado argentino se inclinan por tres dictámenes distintos: la primera rechaza al aborto legal que tiene mayoría en las comisiones de Justicia y de Asuntos Constitucionales;  la segunda que apoya la legalización tal cual se aprobó la Cámara de Diputados es favorita para la Comisión de Salud; y la tercera opción “Cambiemos Córdoba” del oficialista Ernesto Martínez, que propone legalizar el aborto con modificaciones a la autorizada de la Cámara de Diputados, como el reconocimiento de la objeción de conciencia institucional y la despenalización a los médicos que no quieran realizar la práctica.

(Las comisiones en el Senado aún definen sus posiciones)

El debate no solo es por la ley en sí, sino que también hay expectativa por cuál dictamen será el primero sometido a votos -si es que ninguno obtiene la mayoría más uno-  el que obtenga mayor número a favor de cada una de las comisiones, no en la suma de votos del total de la Cámara de Senadores.

Los pronósticos matemáticos de la futura votación son difíciles de calcular, ya que algunos legisladores se repiten en comisiones, un Senador no se ha pronunciado a favor de alguna iniciativa, otro pide cambios y otro está ausente.

Si los números se mantienen como hasta hoy, el primer dictamen que sería expuesto a discusión sería la despenalización al aborto, tal y como llegó a la Cámara de Diputados.

Las mismas comisiones tienen caminos distintos internamente, como el caso de la Senadora María Eugenia Catalfamo que rechazó la legalización, pero está en el octavo mes de gestación y sufre presiones políticas sobre su voto.

Dentro del mismo oficialismo las opiniones están divididas, como la Vicepresidente Gabriela Michetti quien se pronunció en un mensaje de Twitter en favor de la vida desde la concepción.

(Manifestación a favor de la vida del 20 de julio)

Un cuarto camino puede vislumbrarse en este debate político, el Senador Federico Pinedo ha adelantado proponer en la misma sesión despenalizar el aborto, pero sin legalizarlo.

Mientras tanto, las manifestaciones no se han hecho esperar, desde que comenzó a tratarse la ley, millones de argentinos de Capital Federal y del interior de la Argentina se manifestaron en las calles a favor de la vida, con lemas como “Cuidemos las dos vidas” oponiéndose a la despenalización del aborto que se debatirá en el Senado y también se han movilizado -con pañuelos verdes- los movimientos feministas y personas a favor de la legalización.

Temas: