La agenda del nuevo presidente de Ecuador apunta a la abolición de prácticas socialistas como el culto a la personalidad, los controles a la prensa y la limitación de las libertades individuales

Sin perder tiempo, Guillermo Lasso asumió la Presidencia de Ecuador tomando medidas que ya evidencian un giro en la política del país. En tres semanas al frente del Ejecutivo ya asentó su firma para anular leyes, promover nuevas normas y recuperar distintos ámbitos sociales, económicos y políticos con legislaciones cónsonas con su promesa de campaña: democracia sin polarización.

Desde el 24 de mayo su agenda de instrucciones se desplegó con cinco puntos vitales para resguardar la libertad de expresión, establecer límites a los funcionarios públicos que lo acompañarán durante su mandato, ampliar las oportunidades de esparcimiento, pero sobre todo garantizar inmunización contra el coronavirus a la población y procurar oportunidades para los más vulnerables.

1. Fin del nepotismo y del culto a la personalidad

Entre los primeros decretos firmados por Guillermo Lasso resaltan las «Normas de Comportamiento Ético Gubernamental» establecidas para evitar el nepotismo entre los funcionarios del Ejecutivo. En ellas, se prohíbe la contratación de familiares del presidente, vicepresidente, ministros, viceministros, secretarios, subsecretarios y directores de empresas públicas, hasta el cuarto grado de consanguinidad y segundo de afinidad o aquellos con quienes exista relación por uniones de hecho. Además, los cónyuges del presidente y del vicepresidente no recibirán sueldo. También destaca la prohibición del culto a la personalidad, poniendo fin a la exhibición de fotos del presidente en las oficinas públicas.

2. Trasparencia y sin regalos

Los funcionarios tampoco estarán autorizados para mantener reuniones con jueces, asambleístas y miembros de otras funciones del Estado. Además se prohibirán los regalos a los funcionarios públicos y la solicitud de cuotas o colectas para regalos a beneficio de otros servidores públicos.

Cuando desde un evento internacional se quiera hacer un obsequio al Estado, este deberá ser para uso o goce de todos los ciudadanos y el valor no podrá superar los 200 dólares.

3. Sin mordaza

La Asamblea Nacional tiene en el hemiciclo el proyecto de Ley Orgánica de Libre Expresión y Comunicación que impulsará el cierre de los organismos de control de la prensa constituidos por el expresidente Rafael Correa. El objetivo es garantizar la pluralidad sin el acecho de las multas, arrestos arbitrarios y censura a los medios por hablar en contra del gobierno.

4. Vacunación sin discriminación

El «vacunómetro» es una de las iniciativas más destacadas de Lasso que marca distancia con la gestión anterior, cuando se requerían citas para vacunarse. Ahora, el banquero enlazó el Ministerio de Salud con el Consejo Nacional Electoral para que las inmunizaciones se efectúen en los centros electorales sin registros previo, teniendo como prioridad la vacunación de los adultos mayores. De esa manera, se llevará un conteo permanente de los ecuatorianos vacunados y que estará a disposición de la ciudadanía en tiempo real a través de su sitio web oficial.

5. Distracción y libertad individual

Los domingos, los bares, restaurantes y hoteles volverán a comercializar bebidas alcohólicas por orden de Lasso, quien también derogó a su llegada la ley que lo impedía, alegando que la medida perjudicó a comercios gastronómicos, que solían sacar sus mayores ganancias con la venta de bebidas alcohólicas los fines de semana.

El entorno del presidente

Guillermo Lasso designó a 67 autoridades a través de de­cretos ejecutivos. El Mandatario estructuró a su equipo con figuras de la Fundación Ecuador Libre. “Se trata de un tanque de pensamiento liberal, que contribuyó a la construcción del plan de gobierno de Lasso en sus tres campañas”, según reveló El Comercio.

También le recomendamos: El Ever Given transportaba cosas mucho peores de lo que se pensaba (Video)

Ad will display in 09 seconds

Sin embargo, también hay otras dos fuentes que nutren su entorno: el sector privado y el movimiento Creando Oportunidades (Creo).

La cara más visible de la lista 21 es su presidente, César Monge, quien resultó elegido legislador nacional, pero renunció a su curul para ocupar el Ministerio de Gobierno. Es también la mano derecha del primer mandatario.

Otros cuadros de la agrupación son antiguos asambleístas o dirigentes provinciales. Entre ellos, Patricio Donoso, ministro de Trabajo; Luis Pachala, secretario de Pueblos; Homero Castanier, viceministro de Gobierno, entre otros.

En lo personal

Además de los asuntos de gobierno, Lasso también atiende su salud. En una semana será sometido a una cirugía de «mediana complejidad» en Miami, que le permitirá dejar el uso de bastón y “mejorar su movilidad”.

El proceso no comprometerá su medula espinal sino eliminará un quiste en el área lumbar. De recuerdo le quedará el “bastón de mando” que le regalaron indígenas en la ceremonia de purificación de la parroquia San Pablo del Lago, en el cantón Otavalo.

Con una alta aprobación

Las decisiones de Lasso caen sin recelo en el país, considerando que es el mandatario con el mayor índice de aceptación en comparación con sus antecesores.

La aprobación de su periodo acumula 71,4 %, según un informe de la firma Cedatos, el más alto en comparación con el de Jaime Roldós y Rafael Correa, ambos con 68 %, de acuerdo con el historial de la encuestadora citada por El Universo.

Después se ubicaban Abdalá Bucaram (67 %), Jamil Mahuad y Lenín Moreno (66 %). Los tres, sin embargo, concluyeron sus mandatos con indicadores por debajo de 10 %. Bucaram, que tuvo un fugaz mandato de seis meses, terminó con 6 % de aprobación; Mahuad, quien fue derrocado, finalizó con 7 %, y Moreno, quien completó su mandato, con 9,3 %.

El mismo estudio arrojó que 51,7 % respondió que percibía que Ecuador va por un buen camino, otro 58,7 % se declaró optimista con respecto a una mejora de la situación a futuro y 61,7 % indicó que cree en la palabra de Lasso. El compromiso es grande.

Gabriela Moreno – Panampost.com