Redacción BLes– El reconocido columnista Victor Joecks, ha resaltado que la violencia de los disturbios ocurridos en la ciudad de Portland, Oregón, EE. UU. y en otras, apenas es considerada por los grandes medios, los que insisten en que las manifestaciones son pacíficas, contrastando con los hechos.

Así, Joecks hace un recuento de algunas de las agresiones cometidas por los participantes de los disturbios, a quienes vincula con el grupo extremista Antifa, en un artículo del 28 de julio en Review Journal.  

“Los criminales rutinariamente arrojan a los oficiales federales botellas de agua congelada, latas de frijoles y piedras. Lanzan láseres de alta potencia al edificio para cegar a los oficiales. Lanzan fuegos artificiales de calidad comercial a las fuerzas del orden”, describe Joecks.

Asimismo, recuenta que el estallido de algunas de las  bombas lanzadas se escucha a gran distancia, y que 20 oficiales fueron heridos la semana pasada. 

A continuación se transcribe la forma en que la agencia Reuters y ABC News se refirieron a los disturbios.

“Protestas pacíficas y más arrestos en Portland mientras las manifestaciones continúan en la ciudad”. reportó la Agencia Reuters en un tuit del 27 de julio.

Asimismo, ABC News, informó en primer plano el aspecto pacífico que a su modo de ver revestían las manifestaciones.

“Una protesta pacífica se transformó en una intensa confrontación matutina entre los manifestantes y las fuerzas del orden en la ciudad más grande de Oregón”, señaló este medio. 

Esta información omite otros aspectos que son los que realmente inquietan a la población,  y que fueron los que hicieron decidir a la administración Trump el envío de agentes federales para la protección de los bienes públicos.

En este sentido, la información del periodista Andy Ngo se enfoca en la violencia que ha mantenido a la ciudad de Portland, al borde del caos durante dos meses.

“Los alborotadores están prendiendo fuego a todo lo que pueden y lo lanzan al tribunal federal de Portland”, informó Ngo en otro de sus muchos videos tomados en el lugar. 

Ngo fue clasificado e identificado por los anarquistas para luego ser agredido por ellos, quienes también lo acosaron con rayos láser. 

“Como Zielinski sabe, los antifa han tratado de matarme y se han presentado en la casa de mi familia. Sin embargo, ella indicó exactamente dónde podía hallarme a una multitud de cientos [de miembros de Antifa]. Inmediatamente Antifa trató de cegarme con láseres. Fue doloroso y todavía tengo sensibilidad a la luz. Entonces me confrontaron”, denunció Ngo.

Por otro lado, luego de 2 meses de anarquía el alcalde, Ted Wheeler, sigue apoyado a los agresores, y se prohíbe a la policía colaborar con los oficiales federales en el restablecimiento del orden en la ciudad. 

Más aún, líderes demócratas de la talla de la presidenta de la Cámara de Representantes del Congreso de Estados Unidos, Nancy Pelosi, y del representante Jerry Nadler, no solo minimizan la gravedad de los asaltos sino que critican fuertemente el envío de agentes federales para proteger los bienes del estado en Portland.  

En síntesis, para Joecks es evidente que los medios no quieren reportar sobre la destrucción y la violencia generada por las manifestaciones que reactivaron el activismo del movimiento Black Lives Matter, a partir de la muerte del afroamericano George Floyd el 25 de mayo.

Por su parte, el periodista Michael Tracey coincide con Joecks. Para Tracey las “élites mediáticas” tienden a distorsionar la realidad que muestra que las minorías trabajadoras no blancas tienden a ser conservadoras.

Como resultado, los medios evitan dar voz a estas personas por miedo a revelar su apoyo al Presidente Donald Trump, y una eventual ventaja que podría significar su reelección en noviembre.

Jose Hermosa – BLes.com