Redacción BLesAnte la falta de respuestas y el desinterés de las autoridades demócratas de Portland por los terribles problemas de inseguridad y violencia que continúan padeciendo los ciudadanos, los oficiales de policía están suplicando a la ciudadanía que ayude a “romper el ciclo de violencia” en la ciudad de Oregón, donde los tiroteos y asesinatos han aumentado exponencialmente, según las autoridades y un informe local.

Portland ha visto más homicidios durante el 2020 que en casi tres décadas, sumado a los más de 850 tiroteos que hubo hasta diciembre, que es más del doble del número reportado en 2019. La policía de Portland dice que tomará medidas comunitarias para reducir la violencia armada que la ciudad está viviendo, debido a la inacción por parte del gobierno que continúa como si nada hubiese sucedido.

Hasta el 25 de diciembre, los tiroteos de este año habían superado los acontecidos el año pasado en más de un 116%, con 393 tiroteos reportados en todo 2019, según reportan las estadísticas.

Al menos 53 asesinatos se denunciaron en Portland hasta Navidad, el total anual más alto que la ciudad ha visto en casi 30 años, informó la estación de noticias local KGW8.

El 16 de diciembre, el jefe de PPB, Chuck Lovell, hizo un llamado público a la ciudadanía en Twitter, diciéndoles a sus seguidores que el departamento de policía y la comunidad “deben hacer todo lo posible juntos para romper el ciclo de violencia”.

“La violencia con armas de fuego ha afectado a nuestra ciudad al doble de la tasa del año pasado”, dijo. “En promedio, alguien recibe un disparo en Portland aproximadamente cada dos días”.

Le recomendamos:

Lovell dijo que 2020 ha sido “un año mortal” para Portland e instó al público a “no perder de vista el hecho de que se trata de seres humanos que han muerto”.

En julio los funcionarios de la ciudad de Oregon disolvieron el Equipo de Reducción de la Violencia con Armas de la Policía local, una unidad de 34 personas, como parte de los esfuerzos de reforma y ajuste policial de la ciudad, en respuesta a los reclamos de los grupos de extrema izquierda como Antifa y Black Lives Matter, quienes realizaron violentas manifestaciones durante todo el año buscando justamente el desfinanciamiento policial.

La Administración Trump acusó en reiteradas ocasiones a los funcionarios demócratas de Portland por dejar actuar libremente a la “turba de anarquistas violentos” que acechan la ciudad.

“La ciudad de Portland ha estado sitiada durante 47 días consecutivos por una turba violenta, mientras que los líderes políticos locales se negaron a restablecer el orden para proteger su ciudad”, señalaba en un comunicado publicado en julio el Secretario de Seguridad Nacional interino, Chad Wolf, las protestas y la violencia continuaron y superaron los 100 días consecutivos.

El 31 de agosto, Chad Wolf, envió una carta, al alcalde de la ciudad de Portland, Ted Wheeler, instándolo a que solicite ayuda federal para poner fin a la violencia y disturbios en la ciudad, o de lo contrario su departamento se vería obligado a hacerlo por cuenta propia, reportó Fox News.

El alcalde demócrata Ted Wheeler, rechazó varias veces la cooperación de fuerzas federales y lejos de solucionar el problema, implementó políticas de ajuste en seguridad y la situación continúa empeorando. Hoy el resultado caótico y violento es el claro reflejo de la inacción por parte de sus gobernantes.

Andrés Vacca – BLes.com

Suscríbete para recibir nuestras últimas noticias

Al enviar este formulario, acepto los términos.