Redacción BLes– El abogado del sindicato de la policía de Kenosha, Brendan Matthews publicó una declaración el viernes sobre el incidente del pasado domingo, en el que la policía disparó a Jacob Blake, luego de lo cual se desencadenaron  protestas y disturbios en la ciudad a lo largo de la semana, que ya se cobraron dos vidas y varios heridos, reportó Fox News

“La descripción puramente ficticia de los acontecimientos procedentes de quienes no tienen un conocimiento directo de lo que realmente ocurrió es increíblemente perjudicial, y no proporciona ningún beneficio a nadie en absoluto, salvo el de perpetuar una narrativa engañosa”, declaró el Dr. Matthews.

Jacob Blake, un hombre afroamericano de 29 años de la ciudad de Kenosha, recibió 7 disparos del oficial de policía Rusten Sheskey quien intentaba llevárselo bajo custodia, luego de recibir una denuncia telefónica. Blake quedó paralizado de la cintura para abajo como resultado de los disparos. 

El video parcial del incidente que se hizo viral y que desencadenaron las protestas violentas, no muestra los momentos previos a los disparos de la policía. Una situación muy similar a lo que ocurrió con la muerte de George Floyd, en la cual antes de saber los detalles completos del incidente, y solo mostrar el momento en que el policía Dereck Chauvin coloca su rodilla sobre Floyd, los medios y activistas de Black Lives Matters llamaron a protestar, lo que terminó en saqueos, destrucción e incluso muertes. 

No fue hasta hace poco que una autopsia reveló que Floyd tenía niveles fatales de fentanilo en su sangre y en un video completo del incidente, George Floyd mismo pide a los policías que lo mantengan en el piso en vez de dentro del coche policial.

El Dr. Matthews dijo que Blake estaba armado con un cuchillo y peleó con los policías, incluso llegó a ahorcar a uno de ellos, reportó Kenosha News.  Del mismo modo, investigadores estatales reportaron que Blake tenía un cuchillo, el cual luego se pudo recuperar de la guantera de su auto, según FOX 6 de Milwaukee.

El Dr. Matthews aclaró que los agentes que respondieron al llamado, intentaron primero reducir a Blake con pistolas paralizadoras, y que le advirtieron reiteradamente que soltara el cuchillo, pero que no hizo caso. 

El abogado de Blake dice que su cliente estaba allí para disuadir una pelea doméstica y que no estaba armado. Sin embargo, el Departamento de Justicia explicó que la policía respondió a un llamado de una mujer que dijo que su novio estaba en su casa, y que no se suponía que debía estar ahí. 

Jacob Blake poseía una orden de arresto por un incidente de violencia doméstica que incluía un cargo de agresión sexual en tercer grado, dijo Matthews.

La policía está obligada a llevarse bajo custodia a individuos que poseen órdenes de arresto y este fue el caso de Jacob Blake.

Alvaro Colombres Garmendia– BLes.com