Redacción BLesLas nuevas variantes del virus PCCh (Partido Comunista chino) o coronavirus podrían plantear dudas sobre la efectividad de las vacunas, según dijo el lunes el director general de la Organización Mundial de la Salud, Tedros Adhanom Ghebreyesus.

Tedros afirmó que era “una noticia preocupante” el hecho de que las vacunas desarrolladas hasta ahora puedan ser menos efectivas ante la variante del virus que fue detectada por primera vez en Sudáfrica, informó el Western Journal.

Ante la decisión de Sudáfrica de suspender el domingo pasado la vacuna AstraZeneca, durante una conferencia de prensa, Tedros rechazó la decisión señalando que se trataba de “un recordatorio de que debemos hacer todo lo posible para reducir la circulación del virus con medidas de salud pública comprobadas”.

Afirmó así mismo que cada vez era más claro que los fabricantes de vacunas necesitarían modificar sus muestras existentes con el fin de manejar la mutación genética que ha sido identificada.

El jefe de la OMS aseguró que probablemente haría falta inyectarse más dosis de la vacuna como refuerzo contra las nuevas variantes del virus que se están propagando a nivel mundial, asegurando que podrían convertirse en las nuevas cepas predominantes.

Según dijo Tedros, la OMS esperaba tomar una decisión en los próximos días sobre si recomendaría una lista de uso de emergencia para la vacuna AstraZeneca teniendo presente los hallazgos sobre la efectividad de dicha vacuna contra la cepa africana.

Los hallazgos de la OMS apuntan a que la vacuna Oxford-AstraZeneca es una pieza importante en sus esfuerzos de vacunación mundial, dado que se puede distribuir de manera amplia en países pobres y subdesarrollados y se puede adaptar más fácil a cualquier clima, contrario a las vacunas basadas en ARN de Pfizer-BioNTech y Moderna que requieren temperaturas ultra frías.

Le recomendamos:

 

Por su parte, el médico epidemiólogo Salim Abdool Karim, presidente de un comité asesor sobre la pandemia para el gobierno de Sudáfrica, dijo que un estudio de la vacuna Astrazeneca que Involucró 2.026 personas, en su gran mayoría jóvenes, descubrió apenas un 22% de efectividad.

Karim citó además estudios previos para señalar que otras vacunas también serían menos efectivas contra la nueva cepa, aunque por su parte dio el crédito a las vacunas de Pfizer-BioNTech y la producida en China por Sinopharm como opción para combatir la variante sudafricana, de acuerdo con Courthouse News.

Para el Dr. Soumya Swaminathan, científico jefe de la OMS, la gente no debería de adoptar las conclusiones de Sudáfrica de que la vacuna de Astrazeneca no funciona, añadiendo en su defensa que la evidencia hasta la fecha muestra que las vacunas desarrolladas hasta ahora reducen las muertes, las hospitalizaciones y las enfermedades graves.

Agregó además que las vacunas desarrolladas por Novavax, Pfizer y BioNTech y Johnson & Johnson parecen tener menos efecto contra la cepa identificada en Sudáfrica, aunque dijo que podían prevenir enfermedades graves.

Hasta ahora, se ha informado sobre las alarmantes irregularidades que han surgido como resultado de las campañas de vacunación.

Un informe reciente de The Sun dio a conocer que luego de la campaña de vacunación en Reino Unido, se han registrado 143 muertes, aunque la Agencia Reguladora de Medicamentos y Productos Sanitarios (MHRA) sostiene que las vacunas suministradas son seguras.

El organismo atribuye los decesos a factores como enfermedades preexistentes en los pacientes, la edad avanzada, afirmando además que falta evidencia para asegurar que las muertes estén vinculadas con la vacuna.

De acuerdo con un informe del 16 de enero de Bloomberg News, se reportó la muerte de al menos 23 ancianos noruegos luego de recibir la dosis de la vacuna producida por Pfizer-BioNTech, aumentando el total de víctimas a 29.

César Munera – BLes.com