Redacción BLes – La alcaldía de la tercera ciudad más poblada de Estados Unidos confesó que rechazó múltiples solicitudes de entrevistas de los medios de comunicación porque el reportero era blanco.

La oficina de la alcaldesa demócrata de Chicago, Lori Lightfoot, admitió abiertamente tener una política de negar el acceso a los periodistas caucásicos.

La Directora de Comunicaciones de la Oficina de la alcaldesa, Kate LeFurgy, fue sorprendida recientemente diciendo que su empleador organizó una “gira de prensa” de dos días, compuesta por seis entrevistas que se ofrecieron “exclusivamente” a “periodistas de color”.

“Las admisiones aparecen en una declaración jurada de la directora de comunicaciones de la alcaldesa Lightfoot, que también declara que la política racialmente discriminatoria ya no está supuestamente en vigor”, dijo Judicial Watch en un comunicado. “No hay ‘ningún plan’ para restablecer las exclusiones de periodistas por motivos de raza”.

La alcaldesa se sorprendió al enterarse de que su oficina había sido demandada por la supuesta discriminación de los periodistas blancos. Afirmó que sólo pretendía señalar la falta de diversidad en el sector de los medios de comunicación.

“El hecho de que el cuerpo de prensa del Ayuntamiento sea abrumadoramente blanco, con muy poca diversidad, es una vergüenza”, dijo según Associated Press. “Un día de cada 365, digo que voy a celebrar el aniversario de mis dos años en el cargo dando exclusividad a los periodistas de color, y el mundo pierde la cabeza”.

Sin embargo, The Daily Caller no está en absoluto de acuerdo y acusa a la demócrata de ignorar repetidamente las peticiones de entrevista por correo electrónico sobre su segundo aniversario en el cargo.

“Casi dos semanas después de la solicitud de los demandantes y, a pesar de dos correos electrónicos de seguimiento, la alcaldesa Lightfoot no ha accedido a una entrevista con [el reportero Thomas] Catenacci, aparentemente debido a la política de la alcaldesa de entrevistar sólo a periodistas de color”, dijo un representante en el documento judicial.

La publicación alegaba que la política no sólo era racista, sino también inconstitucional. Además, el incidente incluso habría provocado que Catenacci sufriera importantes daños.

También le recomendamos: Mujer que HUYÓ del régimen chino ADVIRTIÓ a la junta escolar sobre la Teoría Crítica de la Raza

Ad will display in 09 seconds

“La negativa de la alcaldesa a ser entrevistada por Catenacci viola los derechos de la Primera Enmienda de los demandantes y el derecho de Catenacci a la igualdad de protección”, decía el documento judicial. “Los demandantes solicitan un requerimiento judicial preliminar para evitar más daños irreparables”.

Las declaraciones se produjeron después de que el 6 de junio el Tribunal de Distrito de Estados Unidos para la División Este del Distrito Norte de Illinois pidiera a Lightfoot que aclarara si tenía prejuicios contra los periodistas blancos. La alcaldesa aceptó que era cierto y prometió poner fin a la política de “periodistas de color” y abstenerse de volver a aplicarla en el futuro.

Sin embargo, es poco probable que estas medidas ayuden a sus posibilidades de llegar a un pronto acuerdo.

“La oficina de la alcaldesa Lightfoot ha confirmado hoy [11 de junio] de forma escandalosa a un tribunal federal que discrimina por motivos de raza en el desempeño de su cargo público”, dijo el presidente de Judicial Watch, Tom Fitton, en el comunicado. “Este racismo es descaradamente inconstitucional”.

Laura Enrione – BLes.com