Redacción BLes– La plataforma Parler sufrió una censura planificada por las Big Tech que hasta el día de hoy impide su funcionamiento. Parler inmediatamente presentó una demanda en la corte federal de Seattle, contra Amazon, Apple y Google buscando una orden judicial que permita restablecer sus servicios. Pero a finales de la semana pasada, la corte negó la demanda y demostró que será difícil para los conservadores contrarrestar el poder de las grandes tecnologías.

Apple y Google eliminaron la plataforma de redes sociales Parler de sus tiendas de aplicaciones, argumentando que la aplicación permanecerá suspendida hasta que pudieran moderar el “contenido atroz”. Poco después, Amazon Web Services eliminó el sitio debido a presuntas violaciones a sus normas internas.

La acción llevada a cabo en conjunto por las grandes firmas tecnológicas, destruyó a la aplicación que estaba comenzando a ser furor principalmente entre el público conservador y recibiendo miles de usuarios que abandonaban plataformas como Twitter por sus constantes censuras a la libertad de expresión.

Según informó el medio The Federalist, Parler en su demanda alegó tres reclamos, uno de tipo federal antimonopolio y dos reclamos asociados a leyes estatales, uno de los cuales por incumplimiento de contrato y otro por interferencia ilícita con las relaciones contractuales de Parler (o posibles relaciones comerciales) con terceros. 

Para obtener una orden judicial que le permita reinsertarse en la web, Parler primero necesitaba convencer al tribunal de que tenía “una probabilidad de éxito sobre su fundamento” en uno de estos tres reclamos. 

Le recomendamos:

videoinfo__video2.bles.com||dff9fe3d8__

Ad will display in 09 seconds

Sin embargo, la justicia entendió que Parler no pudo hacerlo y la corte de este modo negó la demanda en cuestión. El precedente legal que se formó con la negación, hace que sea poco probable que cualquiera que busque impugnar una decisión sobre la sentencia tenga éxito alguna vez. 

Dado el poder monopolista de Amazon, es fácil pensar que una demanda antimonopolio contra el gigante estadounidense implicaría una vía sólida para Parler. Sin embargo no fue así como quiso entenderlo la justicia. 

Parler también alegó que Amazon y Twitter conspiraron para negar los servicios de alojamiento web de Parler, pero la corte manifestó que no hay hechos que respalden esa teoría. 

Más allá de la lamentable situación que implica que una plataforma que promueve la libertad de expresión como Parler no pueda estar disponible para el público, es preocupante el antecedente que deja este fallo, que da a entender que las vías legales para enfrentar a las Big Tech son prácticamente nulas.

Si bien Parler tiene la posibilidad de apelar el fallo de la corte, resultará muy difícil que sea escuchado, por lo menos utilizando los mismos argumentos. 

Respecto a la censura, el CEO de Parler, John Matze, dijo a Fox News: “Si la libertad de expresión es verdaderamente el enemigo y debemos restringir y censurar las voces de la gente para mantener nuestro país seguro, entonces nuestro país ya está perdido”.

Andrés Vacca – BLes.com