Redacción BLesUna coalición de ocho grupos de izquierda financiada con “dineros oscuros” y también por el especulador internacional George Soros, inició una gran campaña para demoler la estructura judicial estadounidense armada por el expresidente Donald Trump. 

La presidenta de la Red de Crisis Judicial (Judicial Crisis Network, en inglés), Carrie Severino, dijo que la coalición es “un esfuerzo coordinado por grupos de izquierda con dinero oscuro para convertir al Tribunal Supremo en un sello de goma para sus agendas políticas radicales”, según The Washington Free Beacon del 3 de febrero. 

La coalición  llamada Unrig the Courts, presionará para que se añadan jueces a la Corte Suprema, se limiten los mandatos de sus jueces, que ahora son vitalicios, y se amplíen los tribunales inferiores además de imponer “requisitos mejorados de ética y transparencia”.

Uno de los grupos más conocido entre ellos es Demand Justice, dedicado a la defensa de la izquierda. Fue creado en el 2018 y es dirigido por Brian Fallon, ex secretario de prensa de la fallida campaña de Hillary Clinton en 2016. 

Este grupo es financiado por donantes anónimos, y respaldado por Arabella Advisors -una intrincada red de dinero oscuro que contiene docenas de grupos y proyectos liberales. 

Según The Washington Free Beacon, la red actúa como articuladora de los donantes demócratas y ha facilitado 1.600 millones de dólares a entidades liberales en los últimos años.

Le recomendamos:

El grupo, fuertemente financiado por el multimillonario Soros, ha salido a la luz según las subvenciones reveladas.

Otra de las entidades de defensa de Soros con sede en Washington, dijo que había enviado 2.5 millones de dólares a Demand Justice para apoyo general, entre el 1 de abril y el 30 de junio de 2018 según una revisión de sus subvenciones.

Adicionalmente, Fallon asistió a una reunión secreta de la red de donantes Democracy Alliance, que fue cofundada por Soros, para presentar el grupo en 2018.

Por su parte, Trump nombró a 226 jueces federales incluidos tres jueces de la Corte Suprema durante su mandato, lo que genera mucha contrariedad entre los demócratas. 

Una de las misiones del especulador multimillonario George Soros es financiar a fiscales progresistas, que durante el ejercicio de sus funciones propician el crimen, según el exfiscal y alto miembro de la Fundación Heritage, Cully Stimson.

“Lo que han hecho y lo que practican es una abrogación total de sus deberes, tomando toda clase de crímenes y reclasificándolas como no crímenes. Donde han tomado el cargo ha habido una ruptura institucional de las normas cívicas y profesionales”, señaló Stimson, según el Washington Times del 20 de agosto.

Asimismo, la activista política Candace Owens se refirió al tema en uno de sus tweets. 

“Como hizo con Antifa, el demócrata George Soros tiene a estos matones en nómina”, escribió Owens refiriéndose a los grupos violentos que causaron disturbios en Minneapolis y que, como se conoció más tarde, no eran de allí.

“Él está financiando el caos a través de su Fundación Sociedad Abierta”, dijo Owens.

José Hermosa – BLes.com