Redacción BLesKayleigh McEnany, la secretaria de prensa del presidente de los Estados Unidos, habló este lunes 2 de noviembre con Fox News y se refirió al mensaje de violencia que la izquierda está enviando a los estadounidenses: si Trump gana las elecciones habrá consecuencias.

“Merecemos la gran tradición americana de democracia, de elecciones pacíficas, de aceptar el voto del pueblo americano, pero las ventanas tapiadas, las tiendas cerradas te dicen todo lo que necesitas saber sobre la izquierda americana moderna. La violencia es inaceptable y no merecen el poder federal”, sentenció McEnany.

Tiendas y negocios de las ciudades de Portland, Chicago, Detroit, Nueva York, Filadelfia y Washington D.C. están tomando medidas de seguridad ante la posibilidad de que se repitan los disturbios que azotaron a estas ciudades en mayo de este año con la muerte de George Floyd y otros incidentes que fueron utilizados como justificación para los saqueos, destrucción y violencia.

Le recomendamos:

 

En Washington D.C. las peluquerías, restaurantes, tiendas de ropa y bancos a solo unas cuadras de la Casa Blanca han tapado sus frentes con maderas este domingo pasado por temor a los disturbios este próximo martes después de las elecciones presidenciales.

“Dicen que si no eliges al candidato elegido por la izquierda, enviaremos a la izquierda a atacarte. Eso es lo más cercano a la extorsión que puedes conseguir y Joe Biden tiene el poder de decirles: ‘Retrocedan’, a la mafia. ¿Lo hará?” cuestionó la secretaria de prensa.

“Fíjate en lo que esas ciudades tienen en común. Todas son ciudades demócratas”, dijo el lunes el asesor principal de la campaña Trump 2020 a “Fox & Friends”, añadiendo que es “toda la prueba que necesitas para que no se le dé a la izquierda el poder federal”.

Alcaldes y gobernadores demócratas de estas ciudades han sido blancos de las críticas del presidente debido a que durante los disturbios organizados por los movimientos marxista Black Lives Matter y Antifa, no solo no enviaron a que la policía lidie con los manifestantes violentos, sino que también rechazaron la ayuda federal ofrecida por Trump. Como consecuencia, muchos negocios fueron destruidos, tiendas saqueadas y hubo gran cantidad de policías y ciudadanos comunes heridos.

Muchos de estos disturbios fueron aplacados cuando las fuerzas de seguridad federales intervinieron.

Por su lado, los medios principales han estado promoviendo la idea de que Trump no aceptará los resultados de las elecciones, y de que pretende quedarse en el poder indefinidamente, a lo cual McEnany se refirió como “fake news”.

Las elecciones de este próximo martes se han convertido en una lucha del partido demócrata que cuenta con la ayuda de los medios principales y los gigantes de Silicon Valley, Facebook y Twitter que no han cesado de inventar mentiras, acusaciones de todo tipo y teorías conspirativas para manchar la reputación de Trump e intentar engañar al público americano para que se pongan en su contra.

Mientras que del otro lado, el presidente Trump ha usado todas sus fuerzas para poder sacar a luz su mensaje de que “Estados Unidos nunca será un país socialista” y esto quizás golpeó en lo más profundo al partido demócrata y sus aliados.

Alvaro Colombres Garmendia – BLes.com