Redacción BLes– La fundación del candidato presidencial Joe Biden lanzó una campaña proLGBTQ que promovió distintas historias de “transición” de género, incluida la de un niño de 18 meses de edad que, según relatan sus padres, no estaba “conforme” con su “identidad sexual”.

El sitio The National Pulse, el cual es dirigido por el político y periodista británico Raheem Kassam, recolectó algunas historias impactantes y controvertidas de la campaña “Tal como eres” (“As you Are”, en inglés), que fue encabezada por el dirigente demócrata en 2018 y se centró en rastrear “historias de aceptación” de los LGBTQ en Estados Unidos.

De los más de 500 casos reportados, muchos eran menores de 18 años, y en un relato incluso se menciona a un niño de 1 año y medio “no conforme con el género”.

Controversia con menores de edad

Uno de los casos más polémicos, promovido por la Fundación Biden y citado por The National Pulse, es el de una madre que presentó a su hijo de seis años, destacando que se ha declarado como “niña” y que -según la progenitora- el menor “no estaba conforme con el género” desde los 18 meses de edad.

“Mi hijo menor tiene seis años y no se ha adaptado a su género desde los 18 meses. [Mi hijo] nació biológicamente varón e inicialmente indicó que era ‘un chico al que le gustaban todas las cosas de chicas’. Este último año, [ella] ha hecho una transición social y ahora prefiere los pronombres ‘ella’ y comenzará el primer grado pronto como su auténtico yo”, señaló la madre.

Otro relato citado por la fundación del actual candidato presidencial demócrata es el de un padre que hablaba de su “niño no conforme con el género” de siete años de edad, al que -según él- le encantaba ver programas de carreras de drags.

“Mi hijo menor es un niño fabuloso que no se adapta al género y le encanta el ballet y el espectáculo RuPaul Drag Race… A los 7 años es un poderoso defensor de sí mismo y de otros niños como él”, indicó el padre.

RuPaul’s Drag Race (conocido como RuPaul: Carrera de Drags en Hispanoamérica) es un programa de telerrealidad y competición estadounidense que muestra al transexual RuPaul en su búsqueda de la “siguiente superestrella drag”.

En el mismo sentido, la Fundación Biden presentó a otra persona que se declaró a sí misma como “madre de un hijo transgénero de 9 años”, y relató su pesar por no haber dejado que su hijo hiciera la “transición” antes.

Un adolescente también presentó en la fundación su historia sobre la transición de género “al final de [su] 8º grado”.

La Fundación Biden fue un paso más allá y produjo y publicó un video en sus redes sociales que muestra, de manera positiva, la historia de un niño que cambió de género.

Consecuencias

A la luz de la campaña presidencial, la fundación no publicó más historias, “pero sus mensajes protransgénero para los niños siguen siendo dañinos”, señala la periodista Natalie Winters, periodista de The National Pulse.

“El mensaje impulsado por la fundación Biden no solo perpetúa las narraciones radicales de la extrema izquierda sobre el género, sino que también permite someter a los niños a cirugías que alteran su vida de forma permanente y que muchos acaban lamentando”, destaca Winters.

En este sentido, han surgido varias propuestas alrededor de Estados Unidos para contrarrestar esta tendencia.

El año pasado, lal legisladora republicana de Georgia, Ginny Ehrhart, presentó un proyecto de ley para declarar ilegales las cirugías de niños transgénero.

“Esta forma de abuso infantil se está convirtiendo en un problema grave en Georgia y se está convirtiendo en una crisis nacional”, dijo Ehrhart.

“Estamos hablando de niños que aún no han alcanzado la edad legal de consentimiento y están siendo sometidos a cirugías irreversibles que alteran la vida y tratamientos farmacológicos que los dejan estériles y desfigurados permanentemente”, alertó la representante.

En ese marco, aseguró que “el daño psicológico que esto causa a los niños inocentes debe llegar a su fin. Esta legislación tipifica tales acciones abusivas como criminales”.

Legislaciones similares se han presentado en otros estados de Estados Unidos.

Miguel Díaz– BLes.com