La empresa de alimentos estadounidense Goya, con raíces puertorriqueñas, ha decidido donar 10 mil kilos de comida a Venezuela para ayudar a la población en la enorme hambruna causada por el socialismo en su país.

Goya, una de las empresas más grandes del país y con fuerte presencia en todos los países latinoamericanos, fue noticia la semana pasada cuando su CEO, Robert Unanue, se pronunció a favor de las medidas económicas y políticas del presidente Trump.

Esta alabanza al gobierno trumpista fue muy mal vista por los demócratas y muchos de los más importantes referentes de izquierda llamaron a boicotear a esta empresa.

Sin embargo, en tan solo la primer semana del boicot, Goya triplicó sus ventas, marcando cuánto más fuerte es el apoyo de Trump que el rechazo de la izquierda.

Según el comunicado de prensa, la donación es parte de la campaña de la compañía #GoyaGivesGlobal.

“Nuestra campaña #GoyaGivesGlobal extiende la mano a países vecinos que necesitan desesperadamente alimentos y demuestra la historia de Goya de brindar asistencia crítica a las personas que más lo necesitan, no solo aquí en los Estados Unidos, sino en el mundo entero. Venezuela ha sufrido una gran escasez de alimentos durante mucho y haremos todo lo posible para ayudar”, aseguró la familia Unanue.

No sería la primera vez que esta empresa hace una donación de alimentos a este país sumergido en la peor crisis de su historia y una de las peores de Latinoamérica, ya que en el mes de febrero del año pasado donaron 200.000 kilos de alimentos y después en el mes de septiembre donaron otros 8 mil kilos.

Carlos Vecchio, embajador de Venezuela en Estados Unidos, nombrado por el presidente encargado Juan Guaidó, agradeció a la empresa por su compromiso y reconoció la inhumana crisis alimentaria que sufre su país.

“Agradecemos a Goya Foods y a su presidente Bob Unanue por esta importante donación humanitaria de alimentos al pueblo venezolano. Les agradecemos su donación del año pasado, les agradecemos su donación de este año y esperamos su donación el próximo año”.

Esto es una demostración de cómo el sector privado internacional puede dar una mano y ayudar en la prosperidad del pueblo venezolano. Si no fuera por las enormes prácticas comunistas de la narco-dictadura de Nicolás Maduro, empresas como Goya podrían operar libremente en el país, abasteciendo de alimentos a la población.

Fuente: Derecha Diario.