Redacción BLes – Los trabajadores estadounidenses han estado pagando más impuestos bajo la nueva administración, pero los políticos siguieron gastando, y la deuda federal ha alcanzado el tope rápidamente.

El tope de la deuda federal de Estados Unidos fue restablecido después de que la suspensión del límite de la deuda por parte del Congreso expirara el domingo 1 de agosto, informó el Washington Examiner.

El límite de la deuda se detuvo en 22 billones de dólares en 2019, y el Congreso en ese momento votó para suspender el límite de la deuda federal durante dos años. Esa suspensión expiró el fin de semana, con un aumento del límite de la deuda federal a unos 28,5 billones de dólares, después de que la Cámara de Representantes no lograra elevar el tope y se haya ido ahora a su receso de agosto.

Sin la capacidad de emitir deuda por encima del límite, el Departamento del Tesoro está estudiando “medidas extraordinarias” para evitar que el país entre temporalmente en default.

El lunes 2 de agosto, la secretaria del Tesoro, Janet Yellen, anunció en una carta al Congreso que su departamento había suspendido las inversiones en servicios de jubilación para funcionarios y trabajadores de correos.

Sin embargo, Yellen no está segura de cuánto tiempo mantendrá el Tesoro estas medidas para ganar más tiempo para que el Congreso aborde la cuestión, informó la cadena de noticias One American News.

“Es como el juego de la gallina. En Estados Unidos vemos dos coches que se dirigen el uno al otro como si fueran a chocar. Uno de los coches tiene que desviarse primero, si no, chocarán”, explicó. “Así que vamos a ver, en cambio, que ambas partes se alejan en algunas de sus demandas, probablemente posponiendo ciertas cosas, tratando de negociar y ver qué lado gana primero”.

Yellen instó al Congreso a actuar lo antes posible para proteger el crédito de Estados Unidos.

También le recomendamos: La nueva jugada de Mark Zuckerberg (Video)

Ad will display in 09 seconds

[BENEFICIO COMUNIDAD BLES.COM: 81% DE DESCUENTO en VPN – NAVEGA MÁS SEGURO QUE NUNCA con SURFSHARK – CLICK AQUÍ]

Si el Congreso no actúa para elevar o suspender el techo de la deuda, el país podría retrasarse en sus obligaciones o dejar de pagar la deuda, lo que podría tener efectos catastróficos en los mercados financieros mundiales.

La elevación del tope de la deuda se produjo muchas veces durante períodos de tensión en el pasado. Sin embargo, el contexto es diferente ahora, cuando el gasto federal ha aumentado de forma masiva en el transcurso de la pandemia de COVID-19, al tiempo que se han subido los impuestos desde que el presidente Joe Biden asumió el cargo.

La intensidad se ha elevado, ya que el Congreso está muy dividido. El Senado, dividido al 50 por ciento, necesitará que 10 republicanos se unan a todos los demócratas para aumentar o pausar el límite máximo superando el obstruccionismo.

Dan Knight – BLes.com

Suscríbete para recibir nuestras últimas noticias

Al enviar este formulario, acepto los términos.