Redacción BLes– Un fallo de la Corte Suprema de Estados Unidos restauró una protección del voto que incluía la firma de un testigo en los votos por correo. Este requisito, indispensable para proteger la integridad del voto y evitar posibles fraudes, se había perdido por dictámenes de tribunales inferiores del estado de Carolina del Sur. 

Así, los republicanos obtuvieron una victoria legal por demandar esa modificación, promovida por los demócratas, que facilitaba el fraude, según Townhall del 5 de octubre. 

El caso empezó cuando los funcionarios electorales de Carolina del Sur eliminaron el requisito de que el votante, además de escribir su firma propia, debía incluir la firma de un testigo que certificara que el voto era hecho por la misma persona a nombre de quien se envió la boleta inicialmente. 

El dictamen de la Corte suprema se emitió el 5 de octubre, y la presidenta del Comité Nacional Republicano (RNC, por la sigla en inglés), Ronna McDaniel, explicó su importancia.

“La victoria de esta noche es una victoria significativa para los votantes de Carolina del Sur, ya que la Corte Suprema acordó que las verificaciones de testigos son una parte importante para proteger la integridad del voto”, dijo McDaniel.

También agregó: “Mientras los demócratas siguen tratando de causar estragos en nuestros sistemas electorales y abren la puerta al fraude y a la manipulación de las boletas, los republicanos nos estamos defendiendo y ganando”.

McDaniel también publicó en tuits los resultados positivos obtenidos ante la Corte Suprema.

“La Corte Suprema acaba de dar a los republicanos y a los votantes de Carolina del Sur una gran victoria para la integridad de las elecciones!”, escribió MaDaniels en el primero de sus tuits. 

 “Los demócratas habían demandado al estado para quitar una importante salvaguarda para el voto ausente, pero la Corte falló en contra de ellos sin que los jueces emitieran disidencias”, terminó diciendo.

Junto a Carolina del Sur están Arizona, Maine, Georgia, New Hampshire e Iowa como estados que también protegen las leyes de integridad electoral, lo que es uno de los objetivos de los republicanos.

A tan solo cuatro semanas de la fecha final de las votaciones, las campañas electorales republicana y demócrata se esfuerzan por obtener la victoria, y se espera que las votaciones por correo tengan un impacto nunca visto.

Las numerosas irregularidades presentadas por el voto por correo hasta hoy, pueden ser la causa de la pérdida de millones de votos. 

Tomando como referencia el dato de que en las primarias de este año se rechazaron más de 550.000 votos, y que comparados con los del año 2016 los rechazos se incrementaron en más del 50%, de acuerdo un reporte de la Radio Nacional Pública (NPR), es factible que la cifra de los votos no válidos contados al 3 de noviembre sea mucho mayor.  

En particular los demócratas están muy interesados en que la votación por correo sea lo más alta posible, a pesar de los grandes riesgos de fraude a los que es susceptible. 

Según un informe de Breitbart, el Comité de Acción Política de los demócratas (Super PAC), liderado por George Soros, invirtió 7.5 millones de dólares en una campaña para alentar el voto por correo.

Jose Hermosa – BLes.com