Redacción BLesEl movimiento marxista Black Lives Matter dice trabajar por los derechos civiles en EE. UU., pero apoya la dictadura más cruel y brutal de América Latina, dirigida en Venezuela por Nicolás Maduro. 

“Este es el dictador venezolano Maduro y la fundadora de BLM Opal Tometi. Opal cree que la policía americana es malvada. Pero a Opal le gusta Maduro”, tuiteó el usuario @WaltonNJohnson.

“Cada año la policía de Maduro mata 6 veces más gente que las fuerzas del orden de EE.UU.  No seas así Opal”, agregó el usuario, incluyendo una foto de Maduro y Opal.

El movimiento BLM fue fundado por las feministas, Patrisse Khan-Cullors, Opal Tometi y Alicia Garza, al ser absuelto George Zimmerman por la muerte de Trayvon Martin de 17 años, al parecer en defensa propia. 

Esta asociación toma relevancia ante el efecto destructor que los disturbios liderados por BLM ocasionan en Estados Unidos, bajo circunstancias violentas en las cuales han  muerto ciudadanos y niños estadounidenses, y miles de pequeños negocios son destruidos. 

Estos disturbios se unen a la interferencia que al parecer está ejerciendo la dictadura venezolana en el proceso electoral de EE. UU. a través del software utilizado en las máquinas de votación de la compañía Dominion Voting System.

Le recomendamos:

A esta compañía se le atribuye el manejo fraudulento de millones de votos que son destruidos o transferidos del presidente estadounidense, Donald Trump, al candidato demócrata presidencial, Joe Biden.

Así, los abogados Sidney Powell y Rudy Giuliani, que investigan el fraude electoral, expresaron que Dominion tendría vínculos con China y Venezuela y su software habría sido utilizado en varias elecciones, como las de Venezuela, Cuba y Argentina, según Fox News.  

En el 2015 Opal Tometi fue una de las pocas observadoras electorales admitidas por Maduro en Venezuela, en el que él resultó ganador, aunque fue rechazado por muchos países. 

“Cumpliendo con mi deber como ciudadana global y sirviendo como observadora electoral en las elecciones nacionales de Venezuela”, escribió Tometi en esa ocasión. 

Asimismo, Maduro aceptó una invitación de BLM a la Cumbre de Líderes Afrodescendientes en Harlem, comunidad de Nueva York, en el mismo año. 

A Maduro se le hace responsable de la enorme crisis humanitaria en la que sumió a los venezolanos a partir de su dictadura.

Por causa de la falta de alimentos, los venezolanos bajaron en promedio 11 kilos y más del 60 % se acuesta a dormir con hambre. La necesidad les obligó a  abandonar su país, y se calcula que han emigrado cinco millones de ellos, en condiciones extremas.

José Hermosa – BLes.com