Edson Fachin, el juez que anuló las condenas de Lula por corrupción y que hoy preside el Tribunal Electoral, dijo este martes que está facultado para despojar del mandato a vencedores de las elecciones en caso de difusión de noticias falsas. Bolsonaro lo acusa de una conspiración para favorecer la candidatura de Lula da Silva.

El presidente del Tribunal Superior Electoral de Brasil, Edson Fachin, le dio otra razón de peso al presidente Jair Bolsonaro para elevar sus sospechas de que estaría encabezando una conspiración desde su cargo de máximo árbitro comicial para impedir su reelección y favorecer el retorno del exmandatario Luiz Inácio Lula da Silva al poder. Aunque no hizo alusión directa a ningún candidato, Fachin lanzó este martes una advertencia que en el palacio de Planalto sonó como una clara amenaza. Bajo el argumento de la presunta difusión de noticias falsas, aseguró que tiene la facultad de imponer sanciones que llegan hasta el despojo del mandato a los vencedores de las elecciones de octubre.

«Cuando en su función jurisdiccional el tribunal reciba una denuncia y quede demostrado que determinado candidato propagó hechos que sabía que eran falsos, podrá valerse de la regla del código electoral que tipifica esa conducta como un crimen y que puede provocar la pérdida del mandato como sanción (…) El tribunal recibe la denuncia, abre el proceso, escucha a la defensa y después juzga, como ya lo hizo el año pasado con parlamentarios que incurrieron en esa práctica y perdieron su mandato luego de que sus votos fueran declarados nulos», fue la advertencia que lanzó Fachin este martes en rueda de prensa con corresponsales extranjeros, reseñada por la agencia EFE.

Bolsonaro acusa a Fachin de conspiración en su contra

El ministro del Supremo Tribunal Federal (STF) de Brasil, quien preside el máximo organismo electoral, ofreció estas declaraciones justo un día después de que el jefe de Estado brasileño lo señalara de liderar una conspiración en su contra con el claro objetivo de favorecer a Lula da Silva.

¿En qué se basa Jair Bolsonaro para acusar al magistrado Edson Fachin de encabezar una conspiración para favorecer a Lula en las elecciones? Todo comenzó con la anulación de las condenas que pagaba el líder izquierdista por corrupción. El expresidente brasileño impulsor del Foro de Sao Paulo había recibido dos sentencias que sumaban 10 años y 20 días de prisión, de acuerdo con la ratificación en 2019 del Tribunal Superior de Justicia que incluyó una reducción de la pena que era anteriormente de 12 años y un mes. Sorpresivamente, un juez del STF decidió el 8 de marzo de 2021 –a un año y medio para las elecciones– anular las condenas alegando que el tribunal que lo juzgó no era competente, restableciéndole de inmediato sus derechos políticos para que pudiera entrar en la carrera por la Presidencia. El nombre de este juez es Edson Fachin.

“Fue el instructor del proceso que sacó a Lula de la cárcel y ahora preside el Tribunal Superior Electoral (…) Él hace de todo para que no tengamos transparencia y, obviamente, en mi opinión, para que Lula sea elegido de forma no aceptable”, indicó Bolsonaro este lunes en una entrevista con el canal de televisión Terraviva.

La desconfianza en el sistema electoral en manos de la izquierda

El mandatario brasileño ha expresado su desconfianza en el sistema electrónico de votación, alertando que puede ser susceptible a fraudes. Esto ha llevado a sus opositores a acusarlo de difundir noticias falsas, razón por la cual la advertencia anónima que lanzó Fachin este martes tiene un destinatario claro. Vale recordar que de los 11 ministros del STF ocho son de tendencia izquierdista. Bolsonaro le llama la “dictadura de la toga”, pues tres de estos fueron puestos por Lula da Silva y cuatro por su sucesora y aliada Dilma Rousseff, entre estos Edson Fachin.

«Tenemos una preocupación inmensa con la divulgación de desinformaciones, especialmente en las redes sociales. El tribunal está atento y ya adoptamos algunas actitudes preventivas con la perspectiva de que la información deformada se combate con información correcta”, dijo Fachin este martes, quien además agregó que su despacho puso en marcha un programa de “combate a la desinformación”, el cual involucra acuerdos con 100 entidades entre las que se incluyen medios digitales y redes sociales.

El rol de las redes sociales y la libertad de expresión

El presidente del máximo organismo electoral se reunió este lunes con representantes de Telegram, plataforma que había sido bloqueada el pasado mes de marzo por orden del magistrado progresista del STF, Alexandre de Moraes. La razón fue la misma que hoy esgrime Fachin para amenazar con anular el mandato a vencedores de las elecciones de octubre: difusión de supuesta información falsa. Esa medida afectaba mayoritariamente al presidente Jair Bolsonaro, quien se destaca como el político brasileño más influyente en esta red social con más de un millón de seguidores, mientras su rival político, Lula da Silva, apenas ronda los 50.000.

«Discutimos con el vicepresidente de Telegram medidas de integridad. Fue una de las últimas plataformas en sumarse pero los resultado obtenidos hasta ahora son importantes», dijo Fachin sobre el encuentro.

No obstante, los representantes de Telegram también se reunieron con el presidente Bolsonaro, quien destacó en su cuenta de Twitter que los temas que se abordaron fueron los relacionados con la libertad de expresión, democracia y cumplimiento de la Constitución.

Por José Gregorio Martínez – Panampost.com

Suscríbete para recibir nuestras últimas noticias

Al enviar este formulario, acepto los términos.