Redacción BLes– El Secretario de Defensa en funciones, Christopher Miller, comunicó  a la Directora de la CIA, Gina Haspel, que pensaba suspender la mayor parte del apoyo militar que proporciona a las misiones antiterroristas de esta agencia.

La decisión, que no tiene precedentes, afectaría significativamente el funcionamiento de la CIA, que a pesar de actuar independientemente requiere del apoyo logístico y del personal que le presta el ejército, informó ABC el 10 de diciembre. 

Simultáneamente, algunos funcionarios habrían interpretado el cambio como una desviación de las misiones antiterroristas para enfocarlas contra el régimen chino y contra  Rusia, aludiendo a la Estrategia de Defensa Nacional.

“Como actor responsable, el departamento ha buscado alinear mejor su asignación de recursos con el cambio de la Estrategia de Defensa Nacional 2018 hacia la competencia de gran potencia”, dijo el Tte. Cnel. Uriah Orland, según ABC.

La CIA ejecuta operaciones antiterroristas en muchos lugares del mundo a través del Centro de Actividades Especiales, generalmente encubiertas y utilizando su propia fuerza paramilitar, no obstante los suministros del ejército son importantes. 

Esto no significa que no se continúen llevando a cabo misiones antiterroristas contra al-Shabab, la filial del grupo terrorista Al-Qaeda, en Somalia, África, tal como informó Reuters el 4 de diciembre.

“Estados Unidos conservará la capacidad de llevar a cabo operaciones antiterroristas selectivas en Somalia, y recogerá alertas tempranas e indicadores relativos a las amenazas a la patria”, según una declaración del Pentágono.

Le recomendamos:

El presidente estadounidense, Donald Trump, había ordenado la retirada de la mayor parte de los 700 militares destacados en ese país.

Si bien Trump ya había emprendido antes la retirada de parte de los destacamentos militares en el extranjero, para algunos observadores esta última decisión podría estar relacionada con el reemplazo reciente del Secretario de Defensa, y otros miembros de alto rango.

Más aún, se especula que podría obedecer a la eventual aplicación de la Orden Ejecutiva firmada por Trump en 2018, en la que se consideran acciones contra posibles interferencias electorales extranjeras, como lo contempla The Gateway Pundit.

Por otro lado, hace un par de semanas el enlace del Pentágono en la Casa Blanca, Joshua Whitehouse, informó sobre la salida de  11 asesores de la Junta de Política de Defensa, incluyendo a los ex secretarios de Estado Henry Kissinger y Madeleine Albright.

“Como parte de los cambios considerados desde hace tiempo, podemos confirmar que varios miembros de la Junta de Políticas de Defensa del Departamento han sido removidos”, expresó un alto funcionario según Foreign Policy.. 

La Junta de Política de Defensa del Pentágono asesora y aconseja sobre política de defensa, pero estaba caracterizada por antiguos funcionarios que tendían a favorecer al Partido Comunista de China (PCCh), según los analistas citados por The Washington Times.

Llama la atención que justamente sean el PCCh, Rusia e Irán los acusados de interferencia electoral en las elecciones del 2020, tal como lo denuncian los abogados especiales de la campaña Trump, encargados de defender la transparencia electoral tan perjudicada por el fraude.

José Hermosa – BLes.com