Redacción BLes – El destierro colectivo por parte de las Big Tech solo sirvió para que las palabras de Trump tuvieran más difusión, según un análisis realizado el lunes por el New York Times.

Probablemente es el presidente estadounidense más expresivo en las redes de la historia; el exilio de Donald Trump de las plataformas de medios sociales dominantes desde el 6 de enero solo ayudó a que sus declaraciones posteriores ganaran más atención, incluso cuando ha sido mucho menos locuaz desde entonces, según muestran los datos del 7 de junio.

De acuerdo con el medio, la sentencia de silencio que los gigantes de las redes sociales concedieron a Trump solo hizo que los índices de likes y shares de sus declaraciones se redujeran en aproximadamente un 25%, de 272.000 a 36.000 likes y shares. Sin embargo, 11 de sus 89 declaraciones después de la prohibición tuvieron tantos likes y compartidos como antes o más.

Incluso cuando el ex presidente fue amordazado de aparecer directamente en las plataformas, conforme a un hallazgo que analizó las publicaciones relacionadas con Trump en estas redes sociales, sus mensajes encontraron la forma de difundirse a través de sus numerosos seguidores y páginas de fans.

Los que más compartieron las declaraciones de Trump fueron las editoriales de derechas Breitbart News, una página de Facebook llamada “President Donald Trump Fan Club”, Fox News y la abogada de Trump Jenna Ellis.

El 16 de febrero, cuando Trump reprendió al senador republicano Mitch McConnell, por negarse a unir sus voces a las suyas para cuestionar la integridad de los resultados de las elecciones presidenciales de 2020, los que más compartieron sus comentarios en la izquierda fueron una página de Facebook “Stand With Mueller” y el periodista de la CNN Jim Acosta.

El esfuerzo por difuminar la atención sobre las controversias de las elecciones de 2020 por parte de las Big Tech no fue tan efectivo a pesar de que tuvo un 17% menos de difusión, ya que dicho tema también fue catalogado como objetivo de cancelación por ser “desinformación”.

También le recomendamos: Explosivo: En el 2016 un alto militar chino habría trazado la propagación del virus covid en EE. UU.

Ad will display in 09 seconds

Hablando del efecto de la “desinformación”, el becario residente del Laboratorio de Investigación Forense Digital del Atlantic Council que estudia la desinformación, Emerson Brooking, dijo que el caso de Donald Trump demuestra que la censura puede no detener la “desinformación”, pero sí puede servir como perturbador del intercambio de información de cierto contenido.

El periódico enumeró los comentarios de Trump que más popularidad han ganado recientemente, como el boicot al béisbol, su apoyo a determinados conservadores como la personalidad radiofónica Rush Limbaugh, y sus críticas a las numerosas políticas del Presidente Joe Biden.

Laura Enrione – BLes.com