Redacción BLes – La Casa Blanca respondió a la petición de ayuda de un intérprete afgano que participó en el rescate del entonces senador Joe Biden y de otros dos senadores durante una tormenta de nieve en 2008, haciendo hincapié en la promesa del presidente de emplear la diplomacia para ayudar a cualquier aliado que permanezca en Afganistán y quiera salir.

“Los sacaremos, honraremos su servicio y nos comprometemos a hacer exactamente eso”, dijo el martes 31 de agosto la secretaria de prensa de la Casa Blanca, Jen Psaki, según informó USA Today.

De acuerdo con el Wall Street Journal, el intérprete, su esposa y sus cuatro hijos se encuentran escondidos de los talibanes después de su “intento de años” de huir de Afganistán se atascara en la burocracia. El lunes 30 de agosto, cuando las últimas tropas abandonaron Afganistán, Mohammed suplicó a Biden que salvara a su familia.

“Hola, señor Presidente: Sálveme a mí y a mi familia”, dijo el hombre. “No se olvide de mí aquí”, añadió.

Según el mismo medio, Mohammed -que entonces tenía 36 años- cabalgó con las tropas estadounidenses en medio de una nieve cegadora en busca de dos helicópteros Black Hawk del ejército estadounidense en los que viajaban Biden, entonces senador por Delaware, y los ex enadores John Kerry (demócrata por Massachusetts), y Chuck Hagel (republicano por Nebraska), que se vieron obligados a realizar aterrizajes de emergencia en un remoto valle de Afganistán.

Mohammed, que estaba destinado en el Campo Aéreo de Bagram (Afganistán), respondió a una petición de ayuda uniéndose a los Humvees del Ejército y a tres vehículos todoterreno de Blackwater (empresa militar privada estadounidense, ahora conocida como Xe Services) que buscaban los helicópteros desaparecidos. En el lugar de los hechos, Mohammed montó guardia con el personal del ejército afgano a un lado del helicóptero y utilizó una bocina para ahuyentar a los observadores.

En la misión de rescate, Mohammed y las fuerzas estadounidenses habían permanecido en el frío durante 30 horas antes de que el ejército estadounidense pudiera volver a poner los helicópteros en el aire y a los hombres en Bagram.

“En primer lugar, nuestro mensaje para él es gracias por haber luchado a nuestro lado durante los últimos 20 años”, dijo Psaki en una rueda de prensa en la Casa Blanca cuando se le pidió una respuesta a la petición de Mohammed. “Gracias por el papel que desempeñó al ayudar a varias de mis personas favoritas a salir de una tormenta de nieve, y por todo el trabajo que hizo”.

Psaki dijo que el compromiso de la administración es “duradero, no solo con los ciudadanos estadounidenses sino con nuestros socios afganos que han luchado a nuestro lado”.

Antes de la salida militar del lunes, el gobierno de Biden afirmó haber colaborado en la evacuación de más de 123.000 personas de Afganistán, entre ellas 5.500 estadounidenses. En un discurso pronunciado el martes, Biden declaró que Estados Unidos ayudó en la evacuación de “miles de traductores e intérpretes afganos y otros que apoyaron la salida de Estados Unidos también”.

Biden declaró que su gobierno “hará los arreglos” para que los estadounidenses sobrevivientes puedan ser evacuados si así lo desean.

“En cuanto a los afganos, nosotros y nuestros socios hemos transportado por aire a 100.000 de ellos. Ningún país en la historia ha hecho más por el transporte aéreo de los residentes de otro país que nosotros. Seguiremos trabajando para ayudar a salir del país a más personas que están en peligro. Estamos lejos de haber terminado”.

Oliver Cook – BLes.com