Redacción BLes – Facebook debería tomar medidas más estrictas contra las diferencias de opinión sobre la enfermedad, dijo el gobierno de Biden.

La Casa Blanca se quejó de que la compañía de Internet debería aplicar controles más estrictos en sus plataformas de medios sociales, especialmente cuando se trata del debate sobre el virus PCCh (Partido Comunista Chino) o también conocido como covid-19.

El presidente Joe Biden instó a los ejecutivos de Facebook a filtrar las publicaciones “problemáticas” que puedan difundir “desinformación” sobre la pandemia.

“Estamos en contacto regular con estas plataformas de medios sociales y esos compromisos suelen producirse a través de miembros de nuestro personal superior y también de miembros de nuestro equipo de COVID-19 (virus PCCh)”, dijo la secretaria de prensa Jen Psaki en un comunicado. “Como el Dr. [Vivek] Murthy transmitió, este es un gran tema, de desinformación, específicamente sobre la pandemia”.

Aunque el gobierno estadounidense considera generalmente que las vacunas experimentales son la principal defensa contra una futura pandemia, recientemente descubrió que la inmunización es escasa en la población general. Esto podría deberse a la escasa confianza en la seguridad de las vacunas.

Para contrarrestar esto, Biden propuso recientemente que las vacunas se entreguen puerta a puerta en cada hogar. El presidente sugirió que el gobierno podría “llamar literalmente a las puertas” para convencer a las personas no vacunadas de que se vacunen.

La administración cree que se vacunará a más personas si Facebook controla más estrechamente las conversaciones que podrían socavar los esfuerzos para disipar el miedo sobre los efectos secundarios potencialmente peligrosos de la vacuna.

“Hemos aumentado la investigación y el seguimiento de la desinformación en la Oficina del Cirujano General, [y] estamos marcando las publicaciones problemáticas de Facebook que difunden desinformación”, dijo Psaki. “Es importante tomar medidas más rápidas contra las publicaciones dañinas… y Facebook tiene que actuar más rápidamente para eliminar las publicaciones violentas dañinas”.

Desde que el virus PCCh llegó por primera vez a Estados Unidos, diferentes explicaciones sobre su origen han sido rápidamente calificadas como teorías de “desinformación” o “conspiración”. Y ello a pesar de que muchas de ellas eran hipótesis que solo necesitaban un mayor escrutinio científico, como la teoría de la “fuga de laboratorio”.

Sin embargo, Murphy insiste en que permitir el libre debate en línea sobre las diferentes vacunas contra el virus PCCh solo ‘confundirá’ al público.

“La desinformación nos quita la libertad de tomar decisiones informadas sobre nuestra salud, y la salud de nuestros seres queridos, durante la pandemia”, dijo en el comunicado. “La desinformación sanitaria ha llevado a la gente a resistirse a usar mascarillas en entornos de alto riesgo, … a rechazar tratamientos probados y a elegir no vacunarse, lo que ha provocado enfermedades y muertes evitables”.

Al parecer la mayoría de las personas ya saben que los consejos médicos de fuentes online no deben tomarse demasiado en serio. Ante una emergencia mundial sin precedentes, los expertos no han tenido tiempo suficiente para estudiar a fondo sus orígenes.

También le recomendamos: Premio Nobel sobre las vacunas: “A la curva de la vacunación le sigue la de las muertes” (Video)

Ad will display in 09 seconds

Los correos electrónicos filtrados de Anthony Fauci muestran que incluso el asesor médico principal tenía sentimientos encontrados sobre cómo reaccionar ante la pandemia. El New York Post reveló que cambiaba a menudo de opinión, especialmente en lo que respecta a las mascarillas.

Los expertos médicos han solicitado por separado que la hidroxicloroquina y el zinc sean reconocidos oficialmente como tratamientos alternativos y salven más vidas. Desgraciadamente, las primeras informaciones alentadoras sobre estos medicamentos han sido ampliamente ignoradas a pesar de las recomendaciones de los expertos y de las múltiples historias de éxito en la vida real.

Laura Enrione – BLes.com