Redacción BLes– El pasado miércoles 2 de septiembre, el secretario de Defensa de los Estados Unidos, Mark Esper, desde la cubierta del USS Missouri en Pearl Harbor, hizo comentarios indirectos sobre la amenaza que representa el régimen chino al orden internacional desde que terminó la Segunda Guerra Mundial en el Pacífico con la rendición incondicional de Japón.

“Construimos relaciones con naciones de ideas afines basadas en el comercio recíproco, no en la economía depredadora, basadas en el respeto por la soberanía de todos los países, no en una estrategia de ‘el poder hace lo correcto'”, dijo Esper en la ceremonia del Día V-J en honor a los veteranos de la Segunda Guerra Mundial.

De acuerdo con el Washington Examiner, si bien el funcionario no hizo mención directa de China, sí empleó de manera reservada, alguna terminología para hacer referencia al último movimiento llevado a cabo en el Pacífico para fortalecer y construir alianzas americanas con el fin de contener la agresión china.

“Hoy, frente a los nuevos desafíos a este orden libre y abierto, estamos trabajando para construir una coalición aún más amplia de socios”, señaló Esper haciendo referencia a la alianza en el pacífico entre Estados Unidos, Japón, Corea del Sur y Australia.

El secretario de Defensa hizo mención de los recientes confrontamientos fronterizos de China con India, recordando además los ejercicios navales que realizó en conjunto con India en el mes de julio. 

Además habló de las naciones insulares del Pacífico, que proporcionarían un acceso vital a la región para las tropas estadounidenses, en caso de llegarse a presentar un conflicto con China.

“El crecimiento, la profundización y la unificación de esta red debe seguir siendo fundamental para nuestra estrategia colectiva para garantizar la paz y la prosperidad durante otros 75 años y más”, afirmó Esper, acorde al Washington Examiner.

Por su parte, el almirante del Comando Indo-Pacífico de los Estados Unidos, Phil Davidson habló junto con Esper y expresó su preocupación por la amenaza que representa el régimen chino para la región, quien afirmó que “un envalentonado Partido Comunista de China busca cambiar el mundo hacia uno en el que el poder nacional chino sea más importante que el derecho internacional”.

De acuerdo a lo informado por el South China Morning Post el mes pasado, Esper hizo un llamado a los países de la región del Indo-Pacífico para trabajar de manera conjunta y así contrarrestar de manera más efectiva a China.

“El Indo-Pacífico es el epicentro de una gran competencia de potencia con China”, dijo Esper. “No vamos a ceder esta región, ni una pulgada de terreno, por así decirlo, a otro país, a cualquier otro país que piense que su forma de gobierno, sus opiniones sobre los derechos humanos, sus opiniones sobre la soberanía, sus opiniones sobre la libertad de la prensa, la libertad de religión, la libertad de reunión, todas esas cosas, son de alguna manera mejores que lo que muchos de nosotros compartimos”, añadió.

César Munera – BLes.com