Artículo publicado originalmente por BLes.com el 28 de julio de 2018

Redacción BLes – El Foro de Oriente Medio publicó una investigación el miércoles denunciando que el gobierno del ex presidente estadounidense Barack Obama aprobó en 2015 una subvención de US$ 200.000 -en dinero de los contribuyentes- a un afiliado de Al-Qaeda en Sudán, una década después de que el Departamento del Tesoro de los Estados Unidos justamente la calificara como una organización que financiaba el terrorismo.

El Foro de Oriente Medio, una organización independiente que incluye académicos, autores, ex funcionarios del gobierno, activistas políticos, abogados, editores y profesionales del desarrollo, ha constatado que los funcionarios del gobierno -bajo la Administración Obama- autorizaron específicamente la entrega de al menos US$ 115.000 de esta subvención incluso después de saber de que se trataba de una organización terrorista conocida. 

Una organización incluida en la lista de entidades que financian el terrorismo

En octubre de 2004, la Oficina de Control de Activos Extranjeros (OFAC) del Departamento del Tesoro de los Estados Unidos, incluyó a la Agencia de Ayuda Islámica (ISRA) a la lista de organizaciones que financian el terrorismo.

El ISRA, con sede en Jartum, la capital de Sudán, tenía vínculos con Osama bin Laden y su organización Maktab al-Khidamat (MK), el precursor de Al-Qaeda.

El Departamento del Tesoro de los Estados Unidos confirmó que en 1997 ISRA estableció una cooperación formal con la organización de bin Laden, MK. Para el año 2000, ISRA había recaudado US$ 5 millones para el grupo de bin Laden.

El Departamento del Tesoro descubrió que los funcionarios de ISRA incluso buscaron ayudar a “reubicar a [bin Laden] para asegurarle un puerto seguro”.

Además, informó que ISRA recaudó fondos en 2003 en Europa Occidental específicamente destinados a los atentados suicidas del grupo terrorista Hamas.

Esta designación incluyó todas las ramas y sucursales de ISRA, incluida la Islamic American Relief Agency (IARA-USA), que había transferido ilegalmente más de $ 1,2 millones a insurgentes iraquíes y otros grupos terroristas.

De hecho, en 2010, el director ejecutivo de IARA-USA y un miembro de la junta se declararon culpables de lavado de dinero, robo de fondos públicos, conspiración y varios otros cargos.

La influencia de ISRA también alcanzó Washington, según el Foro de Oriente Medio. El ex congresista estadounidense Mark Siljander se declaró culpable en 2010 de obstrucción a la justicia y de agente extranjero no registrado después de que los fiscales descubrieran que IARA-USA le había pagado US$ 75.000 -utilizando dinero de la subvención malversada de USAID- para presionar al gobierno, en un intento de eliminar la organización de la lista de terror del gobierno.

A pesar de todas las evidencias, la administración Obama financió a esta organización en 2014

La Agencia de Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (USAID) en julio de 2014 otorgó US$ 723.405 a la organización internacional World Vision Inc. De estos fondos, US$ 200.000 debían ser dirigidos a un sub-beneficiario: ISRA.

En noviembre de 2014, un funcionario de la USAID fue alertado por World Vision de que el ISRA podría estar en la lista de organizaciones bloqueadas por el Departamento del Tesoro.

La USAID ordenó a World Vision que suspendiera todas las actividades con ISRA y no realizara más transacciones con la organización“, dijo el funcionario.

Pero en mayo de 2015, el Departamento del Tesoro aún autorizó “una transferencia única” de US$ 115.000 a ISRA “por el trabajo de asistencia humanitaria ya realizado“.

De acuerdo con el Foro de Medio Oriente, en el momento hubo presiones en el interior de USAID para pagar a ISRA, incluso después de que su inclusión en la lista de organizaciones que financian el terrorismo fuera revelada.

El director de la misión de USAID para Sudán, Larry Meserve, advirtió a sus colegas que el “programa completo se vería comprometido” si no se pagaba a ISRA.

Lo más importante: ahora sabemos que el gobierno eligió deliberadamente transferir al menos US$ 115.000 a ISRA luego de confirmar que estaba en la lista de designación de terroristas. En otras palabras, un frente de Al-Qaeda recibió el dinero de los contribuyentes con la aparente complicidad de los funcionarios públicos”, concluye la investigación del Foro de Medio Oriente.

¿Obama también financió a los terroristas de ISIS en Siria?

En una amplia entrevista a Ben Rhodes, quien durante mucho tiempo fue asesor adjunto de seguridad nacional en la Casa Blanca bajo Obama, titulada “Enfrentar las consecuencias de la política exterior de Obama”, Mehdi Hasan, de Intercept, logró que el exfuncionario admitiera lo que muchos pensaban: que la Administración Obama -a través de su política exterior- financió -directa o indirectamente- a la agrupación terrorista ISIS.

Ben Rhodes era uno de los más cercanos asesores del presidente Obama

“¿Has intervenido demasiado en Siria? Debido a que la CIA gastó cientos de millones de dólares para financiar y armar a los rebeldes anti-Assad, muchas de esas armas, como usted sabe, terminaron en manos de grupos yihadistas, algunas incluso en manos de ISIS”, comentó la periodista.

“Sus críticos dirían que usted exacerbó esa guerra de poder en Siria; prolongaste el conflicto en Siria; Terminaste fortaleciendo yihadistas”, añadió, a lo que Rhodes respondió con un casi inaudible: “Sí…”.

Ir a la portada de BLes.com.

Categorías: América EE. UU.

Video Destacados