Redacción BLes– La actriz Kirstie Alley criticó fuertemente el plan de la oposición demócrata para destituir al presidente estadounidense Donald Trump a través de la 25°. enmienda. Dijo que la presidente de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, está “endemoniada”.

Pelosi, demócrata por California, anunció el 9 de octubre que, invocando la 25.° enmienda de la Constitución, iba a introducir una legislación para crear una comisión que permita evaluar si el presidente está en condiciones de ejercer su cargo.

Cabe mencionar que la oposición demócrata tiene mayoría en la Cámara de Representantes.

La iniciativa, como era de esperarse, recibió fuertes críticas, no solo desde el Partido Republicano sino desde diversos sectores.

Una de las voces que se manifestó en contra de la propuesta de Pelosi vino desde el ambiente artístico.

“El ‘proceso’ del que habla la endemoniada Nancy Pelosi es un intento de toma de posesión presidencial de un presidente por la glorificada Ley Baker”, expresó la actriz Kirstie Alley. 

De acuerdo al medio conservador The Blaze, al mencionar la Ley Baker, la actriz probablemente se refirió a una ley del estado de Florida que permite que los enfermos mentales sean internados involuntariamente en un centro de salud mental.

A través de su cuenta de Twitter, Alley fue contundente contra la representante por California: “No creas una palabra que salga de la boca de esta bruja… y sí, le da mala fama a las brujas”.

Cuando Pelosi anunció su intención de impulsar la comisión, la suposición que hicieron muchos analistas es que, en efecto, buscaba destituir al presidente Trump.

Sin embargo, el propio mandatario propuso otra teoría, que sorprendió a muchos.

“La loca Nancy Pelosi está considerando la 25.° Enmienda para reemplazar a Joe Biden con Kamala Harris. ¡Los demócratas quieren que eso suceda rápido porque Dormilón Joe está fuera de esto!”, escribió el mandatario por Twitter.

A casi tres semanas de las elecciones presidenciales, y en medio de una intensa campaña, el candidato republicano Donald Trump y su oponente Joe Biden buscan posicionarse en los estados cuyos votos electorales aún están en disputa.

Uno de esos estados es Florida, donde el actual mandatario, que busca su reelección, dará un multitudinario mitin en la noche del lunes en Sanford, una ciudad cercana a Orlando.

En 2016, Trump ganó el estado y los republicanos mantuvieron su performance dos años después, cuando se celebraron las elecciones de mitad de período en las carreras para gobernador y senador imponiéndose Ron DeSantis y Rick Scott, respectivamente.

Después de su mitin en Florida, Trump volverá a Washington para después ir a Pensilvania y posteriormente a Iowa, estados en los que ganó en 2016.

Miguel Díaz – BLes.com