Con el objetivo de cortar con la dependencia farmacéutica con el régimen chino, la administración Trump le brindó un préstamo de 765 millones de dólares a la empresa Kodak para la producción de drogas y materias primas del rubro.

Redacción BLes– Kodak recibirá una suma millonaria como préstamo del gobierno federal en concepto de incentivo a la producción local de drogas y materias primas del rubro farmacéutico. El objetivo, además de generar empleo y desarrollar la industria local, es cortar con la dependencia farmacéutica extranjera, sobre todo del régimen chino quien concentra la producción de más del 80% de los medicamentos que se consumen en el país.

El préstamo gubernamental ayudará a respaldar los costos iniciales necesarios para reutilizar y expandir las instalaciones existentes de Kodak en Rochester y St. Paul, Minnesota. Se espera, además, que la nueva diversificación del gigante de las fotografías genere más de 300 nuevos puestos de trabajo. 

Edificio Kodak en Rochester, NY, EE. UU. (Viktor Nagornyy/Flickr)

La noticia la informó el martes el asesor comercial de la Casa Blanca Peter Navarro, en un programa radial de FOX Business

Peter Navarro auguró que este es un punto de partida para cortar con la dependencia farmacéutica que sufre Estados Unidos. Según informó el asesor comercial, la decisión provino del presidente Trump quien firmó una orden ejecutiva con la Corporación Financiera de Desarrollo, para encontrar formas de financiación efectivas y permitir traer de nuevo a las cadenas de producción que hoy fabrican fuera del país. 

Así es como haciendo uso de la antigua Ley de Producción Defensa, el gobierno federal le otorgará a la firma Kodak la suma de 765 millones de dólares. La empresa con sede en Rochester, Nueva York, recibirá el préstamo para comenzar a producir materias prima e ingredientes activos para la industria farmacéutica.

Según informó el WSJ, entre los medicamentos que se producirán se encuentra el antipalúdico hidroxicloroquina, el cual está siendo señalado como un medicamento óptimo para el tratamiento temprano del virus del PCCh.

Según Rosemary Gibson, del instituto de investigación de bioética del Centro Hastings, autor del libro “China Rx : Exponiendo los riesgos de la dependencia estadounidense de China para la medicina”, la dependencia farmacéutica que sufre Estados Unidos por parte del régimen chino es más que alarmante.

Tal como informa Gibson en su libro, los medicamentos fabricados en China incluyen la mayoría de los antibióticos, las píldoras anticonceptivas, los medicamentos para la presión arterial como el valsartán, los anticoagulantes como la heparina y varios medicamentos contra el cáncer.

Incluye también medicamentos tan comunes como la penicilina, el ácido ascórbico (vitamina C) y la aspirina. La lista también incluye medicamentos para tratar el VIH, la enfermedad de Alzheimer, el trastorno bipolar, la esquizofrenia, el cáncer, la depresión, la epilepsia, entre otros. 

Un estudio reciente del Departamento de Comercio encontró que el 97 por ciento  de todos los antibióticos en los Estados Unidos provenían de China.

Andrés Vacca – BLes.com