La izquierda perdió en las calles, ahora pretende ganar en las urnas negándole difusión al presidente

Brasil vive una «dictadura de la toga», donde la Suprema Corte (el Supremo Tribunal Federal) tiene el poder de apresar, censurar e incluso negar acceso a Internet a los simpatizantes del presidente. El siguiente en la lista es el mismísimo Jair Bolsonaro.

El ministro de la corte, equivalente a juez, Alexandre De Moraes, envió a la Procuraduría General de la República una demanda solicitando la suspensión de Bolsonaro en las redes sociales: Twitter, Facebook, Instagram y YouTube.

La solicitud fue presentada después que Bolsonaro hizo una transmisión en vivo donde asoció la vacunación contra el covid-19 con el desarrollo del sida en un nivel «más rápido de lo esperado».

Curiosamente la hipótesis que la vacunación puede aumentar el riesgo de contraer el Virus de Inmunodeficiencia Adquirida, VIH, ya había sido planteada por la prensa brasilera. El portal Exame lo publicó en octubre del 2020. Sin embargo, el mismo portal lo destacó como noticia falsa cuando lo dijo el presidente Bolsonaro.

Para justificarse sobre lo que tacharon como una «confusión» en torno a la publicación a la que se refirió el presidente brasileño, indicaron que el artículo en cuestión realmente se hace eco de un artículo publicado en la reconocida revista científica The Lancet sobre la relación de un tipo específico de adenovirus y el desarrollo de vacunas contra el covid-19.

El texto que aparecía en The Lancet, que a su vez reprodujo Exame, indicaba que «algunas vacunas que usan un adenovirus específico para combatir el virus SARS-CoV-2 pueden aumentar el riesgo de que los pacientes se infecten con el VIH, el virus del SIDA». Asimismo, recalcaba que «la investigación indica que la infección por VIH puede facilitarse si el paciente vacunado ha recibido una dosis que contenga el adenovirus número 5 (Ad5)».

(Panampost.com)

Es decir, explicó el adenovirus presente en la elaboración de algunas vacunas contra el coronavirus podría ser un facilitador para que los vacunados puedan contraer el virus del SIDA. Sin embargo, bastó con que el presidente Bolsonaro lo diga para que ostente lo contrario.

Inmediatamente las redes sociales eliminaron el video del mandatario. Tal como sucedió con el expresidente Donald Trump en su momento, pretenden hacer lo mismo con Bolsonaro.

La pulseada de Bolsonaro con la llamada «dictadura de la toga» 

El Supremo Tribunal Federal o la denominada «dictadura de la toga» ya le negó a referentes bolsonaristas no solo el acceso a Internet, sino también a sus cuentas bancarias, como fue el caso de la activista provida Sara Winter y el periodista Oswaldo Eustaquio. Alexandre de Moraes pasó incluso por encima de la inmunidad parlamentaria cuando ordenó la detención del diputado federal Daniel Silveira, por cuestionar la legitimidad del Supremo Tribunal Federal.

Ahora, contra Bolsonaro, el ministro Alexandre de Moraes cuenta con el respaldo de Omar Aziz (PSD-AM), presidente del colegiado, a través del bufete de abogados del Senado. Los parlamentarios opositores alegan que Bolsonaro viene incurriendo en una “escalada de noticias falsas y delitos contra la salud pública”.

«El titular del Ejecutivo Federal aprovechó el amplio alcance de sus redes sociales para difundir de manera deliberada y sistemática el uso de medicamentos sin eficacia probada (ivermectina e hidroxicloroquina), con el fin de sabotear las estrategias de control de la pandemia que propugnan el estado y los municipios. , en línea con la inmensa mayoría de asociaciones médicas, científicos, profesionales médicos y organismos internacionales», afirman sus adversarios parlamentarios.

Sin embargo, tanto Trump como Bolsonaro (y sus familias) se recuperaron del coronavirus mediante el uso de los medicamentos antes mencionados.

Y un reciente estudio llevado a cabo en el Saint Barnabas Medical Center, de Nueva Jersey, reveló que el uso de hidroxicloroquina puede aumentar en más del doble la supervivencia en casos de pacientes entubados, desafiando así a la OMS.

De acuerdo con los registros documentados, cada dosis de hidroxicloroquina aplicada en los pacientes objeto del estudio, disminuía la mortalidad en 1,12 veces, mientras que con una dosis de 3 gramos la disminución de la mortalidad era de 2,5 veces.

Cuando se combinaba con azitromicina (AZM), los beneficios resultaban ser más significativos. La probabilidad de sobrevivir aumentaba. Alrededor de la mitad de las personas sobrevivían cuando se les suministraba 3 gramos de hidroxicloroquina (HCQ) junto a 1 gramo de AZM, mientras que tomando solo uno de los medicamentos la probabilidad de sobrevivir era de 16 %, es decir, 1 de cada 7 pacientes.

La evidencia muestra cómo la hidrocloroquina reduce la mortalidad de pacientes contagiados. (Fuente: newsmedical.net)

PERO LA EVIDENCIA NO LA EVALUARON LOS OPOSITORES A BOLSONARO. INCLUSO LOS MEDIOS QUE ALGUNA VEZ PROMOVIERON SUS MISMAS HIPÓTESIS AHORA LAS NIEGAN.

De modo que los supuestos luchadores contra «noticias falsas» muestran no tener una convicción por la verdad, sino un sesgo ideológico y político que no cuida de las instituciones, sino que pasa por encima de la Constitución negando derechos civiles y pasando por encima incluso de la inmunidad parlamentaria, si eso implica detener a un simpatizante del presidente.
 
En vista que las redes sociales son una plataforma de visibilidad, negarle al presidente acceso en plena campaña electoral, podría impedir la difusión para su candidatura a la reelección. No pareciese casual, pues las últimas manifestaciones multitudinarias a su favor opacaron a las ínfimas protestas en su contra.

Mamela Fiallo Flor – Panampost.com

Suscríbete para recibir nuestras últimas noticias

Al enviar este formulario, acepto los términos.