Redacción BLes – Un informe presentado el martes por la oposición demócrata en el marco del juicio politico contra el presidente Donald Trump expuso que el titular del Comité Permanente de Inteligencia de la Cámara de Representantes, Adam Schiff, obtuvo un registro de llamadas de congresistas republicanos, asesores, periodistas y hasta de ‘Rudy’ Giuliani, el abogado del mandatario estadounidense.

El denominado “Informe de Investigación de Trump-Ucrania” contiene unas 300 páginas que resumen el proceso de destitución. En el mismo, los demócratas acusan al presidente Trump de abusar de su poder, obstrucción de la justicia e intimidación de testigos, entre otros cargos.

Sin embargo, una de las aristas que llamó la atención como parte de la “investigación de destitución”, es que Schiff obtuvo registros telefónicos del representante republicano de mayor rango del comité, el congresista republicano Devin Nunes y su ayudante Derek Harvey.

En efecto, se detallan como pruebas una serie de comunicaciones de Nunes con el ucraniano-estadounidense Lev Parnas y el abogado de Trump, Rudy Giuliani. Además también figura en la lista el periodista conservador John Solomon.

“Es profundamente preocupante que en un momento en que el presidente de Estados Unidos estaba usando el poder de su oficina para desenterrar la suciedad de un rival político, que pueda haber pruebas de que hubo miembros del Congreso cómplices en esa actividad”, dijo Schiff al respecto.

Una de las personas que le contestó a Schiff fue el líder del bloque republicano en la Cámara de Representantes, Kevin McCarthy, quien, en primer lugar, aclaró que no hay “ningún problema con que Devin hable con individuos”.

En ese marco, puso en dudas tanto las acusaciones de Schiff como las que hacen algunos medios de comunicación que poseen claramente una línea editorial ‘antiTrump’.

En ese sentido señaló como antecedente un informe de CNN que afirmó que Nunes viajó a Viena (Austria) para reunirse con personas vinculadas al denominado ‘Caso Ucrania‘ (el cual dio lugar al cuestionado proceso de destitución contra el presidente Trump).

Sin embargo Nunes afirmó que eso no era verdad e interpuso una demanda millonaria contra la cadena de noticias.

“No estaba en Viena. Eso fue una mentira, como muchas mentiras anteriores”, apuntó McCarthy al respecto en una conferencia de prensa junto a otros congresistas republicanos.

El representante añadió que tanto el presidente Trump como algunos miembros del Partido Republicano sufren una “perpetua” campaña de difamación por parte de determinados medios de comunicación.

En ese sentido, muchos congresistas republicanos afirmaron que en el juicio político debería presentarse a testificar el propio Adam Schiff, a partir de las acusaciones que existen en su contra por las irregularidades con las que está llevando a cabo el proceso de destitución.

Sin embargo, Schiff ha dicho que, más allá de que lo llamen a declarar, él no se va a presentar.

“¿Qué está escondiendo? ¿Por qué está asustado?”, apuntó el representante Doug Collins, el miembro republicano de mayor rango en el Comité de Justicia.

“Adam Schiff tiene una larga historia con el problema de decir la verdad”, replicó por su parte McCarthy agregando que el congresista demócrata, principal impulsor del juicio a Trump, es capaz de “mentir si es necesario para impugnar al presidente”.

“Perpetuar una mentira no es nada nuevo para Adam Schiff”, añadió.

Cuando un reportero le consultó acerca del contenido de las llamadas de Nunes, McCarthy explicó que eso lo debería explicar su compañero de bloque aclarando que igualmente “tiene derecho a hablar con la gente”.

“No hay nada malo que Devin haya hecho (…) Es una simple cortina de humo”, respondió el congresista.

A propósito algunos analistas coinciden en que el juicio a Trump sólo tiene sentido en el contexto del comienzo de la carrera presidencial para las elecciones de 2020.

“Al igual que la operación Mueller, el engaño del juicio político de Schiff es una gran campaña de investigación y acoso de la oposición diseñada para interferir en una elección”, señaló al respecto la periodista Cristina Laila en un artículo publicado en el sitio de noticias políticas The Gateway Pundit.

El fiscal especial Robert Mueller fue quien -por pedido de la oposición demócrata- llevó a cabo una extensa y millonaria investigación durante dos años para confirmar si el equipo de campaña del entonces candidato presidencial Donald Trump habría coludido con el Kremlin ruso. La conclusión fue determinante: no existe ningún tipo de prueba que evidencie tal colusión.

“Mueller y su equipo de furiosos demócratas interfirieron en las elecciones de 2018 y ahora los demócratas de la Cámara de Representantes, encabezados por Schiff, [el presidente del Comité de Justicia Jerrold] Nadler y [la presidente de la Cámara de Representantes Nancy] Pelosi, están interfiriendo en las elecciones de 2020”, comentó Laila.

[súmate a nuestro grupo “Hispanos por Trump” y déjanos tu opinión]

Te puede interesar: Clinton-China: La verdadera colusión (Parte 1)

videoinfo__video2.bles.com||732de8603__

Temas: Categorías: América EE. UU.

Querido Lector,

En BLes tenemos un sueño: revivir la honestidad y la verdad.

Actualmente en todo el mundo se está librando una batalla decisiva, y la gente del mundo está despertando ante la manipulación de la información, las censuras y las fake news.

Nuestros reportajes nunca son influenciados por el interés comercial o político. La prioridad de BLes ha sido siempre, desde de su fundación, reflexionar y reportar sobre política, economía, ciencia, salud y otros temas de actualidad siempre con honestidad y veracidad.

Así, BLes es parte de un cambio trascendental que atraviesa hoy la humanidad, emergiendo como una fuerza recta y virtuosa, guiada por los principios de Verdad, Benevolencia y Tolerancia.

El mundo está cambiando, los medios que no han hecho su trabajo profesionalmente e imparcialmente y se han dejado seducir por beneficios materiales o intereses personales, tendrán que desaparecer, porque el mundo ha despertado.

El periodismo tiene que volver a abrazar los valores, porque el mundo quiere la verdad.

Pronto podremos ver que el periodismo será respetado nuevamente. Se volverá creíble, reportará con veracidad y con rectitud. Somos uno de los pioneros de esta nueva manera de contar las noticias, con consciencia de un nuevo mundo basado en los valores.

Ayúdanos a hacerlo realidad. Apóyanos para continuar con esta misión.