Redacción BLes – El jugador de Buffalo Bills de la Liga Nacional de Fútbol Americano (NFL por sus siglas en inglés), Cole Beasley, anunció que no tomará la vacuna contra el virus PCCh o Covid y que tampoco respetará las nuevas restricciones impuestas por la liga para los no vacunados.

Este viernes, en un posteo en twitter, Beasley comunicó que prefiere retirarse, si es obligado a hacerlo, antes que ir en contra de sus creencias.

 

También dijo que jugará gratis este año para poder vivir la vida como lo ha hecho desde siempre, y expresó “Si me veo obligado a jubilarme, que así sea. He disfrutado los tiempos que he tenido. Podré vivir libremente con mi esposa, mis hijos y mi familia extendida para siempre”.

El anuncio del jugador se produjo luego de que la NFL enviara un comunicado durante la semana con los protocolos para los vacunados y no vacunados.

Según los nuevos protocolos, los que no estuvieran totalmente vacunados, tendrán que llevar mascarillas, hacerse pruebas de covid todos los días y no podrán salir del hotel o interactuar con alguien que no fuera del equipo durante los viajes que realicen.

Por si esto fuera poco, tampoco podrán usar las redes sociales, comer con compañeros del equipo y participar de actividades de patrocinio.

El castigo por no cumplir con estos requisitos será de $50.000 la primera vez y se incrementarán los castigos por la reincidencia.

 

Por el contrario, los completamente vacunados tendrán que hacerse una prueba de covid cada dos semanas, podrán moverse libremente durante los viajes, no estarán obligados a usar mascarillas, podrán visitar a familiares y amigos y podrán realizar las habituales actividades de patrocinio.

De acuerdo a RT, el jugador fue muy crítico con la asociación de jugadores por haber aceptado estas nuevas reglas y expresó que no representan realmente a los jugadores.

También le recomendamos: La vacuna ARNm podría causar daño celular a corto plazo, revela médica

Ad will display in 09 seconds

Lo que quedó claro en el tuit del viernes de Beasley, es su fuerte postura al respecto, ya que hará lo que hace habitualmente y que estará en público y que si alguien le tiene miedo, que se aleje o vacune. También sabe que puede llegar a contraer el virus en algún momento pero aclaró “Puede que muera de Covid, pero prefiero morir vivo”.

A su vez, mostró cuales son las prioridades en su vida, “Ya no juego por el dinero. Mi familia ha sido atendida. Multame si quieres. Mi forma de vida y mis valores son más importantes para mí que un dólar”.

Y es cierto lo que dice porque al tomar esta decisión, está poniendo en juego hasta $ 5,84 millones en la próxima temporada y $ 6,1 millones en 2022, según su contrato y mucha gente por mucho menos es capaz de venderle el alma al diablo.

En su publicación del viernes en twitter, dice también que muchos jugadores de la NFL comparten su forma de pensar sobre las vacunas Covid pero “no están en el lugar correcto en sus carreras para ser tan francos. Lo siento por ustedes, y espero estar haciendo mi parte para representarlos bien”..

Estas nuevas medidas tomadas por la NFL, no hacen más que atentar contra la libertad de elección de las personas. ya que ponen a muchos jugadores entre la espada y la pared ante estas vacunas experimentales que quieren imponer al mundo.

Y no podemos olvidar que ni siquiera son efectivas ya que muchas personas vacunadas se siguen contagiando y hasta muriendo por el Covid y ni hablar de los graves efectos secundarios que están produciendo en los inoculados y los que podrían producir en el futuro.

Sebastian Arcusin – BLes.com