Redacción BLesJapón y Australia firmaron un “tratado histórico” en una cumbre virtual de líderes el 6 de enero en el que se busca fortalecer la cooperación en defensa y seguridad entre ambas naciones, en respuesta al creciente avance del régimen comunista chino en la región del Indo-Pacífico.

El primer ministro japonés, Fumio Kishida, y el primer ministro australiano, Scott Morrison, celebraron una cumbre virtual para formalizar un acuerdo que lleva varios años de tratamiento y desarrollo, según informó ABC Australia.

Estados Unidos y Gran Bretaña también vienen participando en la región buscando fortalecer los lazos de defensa en medio de preocupaciones sobre China, incluyendo la constante presión ejercida sobre Taiwán, la libertad de navegación en la región y otras disputas comerciales.

Pero dada la cercanía entre Japón y Australia, resultaba necesario formalizar entre ambos un pacto de seguridad estableciendo los intereses en común y los compromisos de cooperación mutua.

El primer ministro australiano, Scott Morrison, dijo en un comunicado que la firma de un acuerdo de compromisos recíprocos con su homólogo japonés “respaldaría un compromiso práctico mayor y más complejo” entre las fuerzas de defensa de los dos países.

“Este tratado será una declaración del compromiso de nuestras dos naciones de trabajar juntas para enfrentar los desafíos de seguridad estratégicos compartidos que enfrentamos y contribuir a un Indo-Pacífico seguro y estable”, dijo Morrison en un comunicado.

Si bien el comunicado de Morrison evitó nombrar directamente a China, señaló que el tratado contribuiría a una “agenda en expansión” para el Quad, un diálogo informal de seguridad estratégica entre los Estados Unidos, Australia, India y Japón que promueve un “Indo-Pacífico libre”, justamente haciendo referencia a invasiones y atropellos extranjeros en la región.

Por su lado el Primer Ministro Kishida elogió el acuerdo como “un instrumento histórico que elevará la cooperación en materia de seguridad entre las naciones a nuevas alturas”.

El tratado entre Australia y Japón es posterior a la formación del AUKUS, un acuerdo de defensa firmado por Estados Unidos, Gran Bretaña y Australia en septiembre de 2021, en virtud del cual Australia adquirió, entre otras cuestiones, una flota de propulsión nuclear por primera vez.

Las autoridades del régimen chino, como era de esperar, no reaccionaron positivamente al anuncio del nuevo pacto. Y el miércoles 5 de enero, antes de que se firme el acuerdo, respondieron que los tratados bilaterales deben promover la confianza, la paz y la estabilidad regionales, insinuando que éste no era el caso.

“No debe apuntar ni dañar los intereses de terceros”, dijo el portavoz del Ministerio de Relaciones Exteriores de China, Wang Wenbin, cuando se le preguntó sobre el tratado en una rueda de prensa diaria.

“El Océano Pacífico es lo suficientemente grande para el desarrollo común de los países de la región.

Desde hace varios años la región del Indo-Pacífico ha generado serios conflictos entre los países afectados, quienes condenan que el régimen chino realice operaciones militares frecuentes atravesando la primera cadena de islas, enviando aviones y buques de guerra cerca de Taiwán e ingresando a territorios extranjeros.

Durante los años 2020 y 2021, los aviones de guerra chinos cruzaron muchas veces la línea media del Estrecho de Taiwán. Asimismo, los buques chinos incursionaron centenares de veces en las áreas de las Islas Senkaku administradas por Japón, según los informes militares.

Para contrarrestar estos atropellos por parte del régimen comunista, Estados Unidos, el Reino Unido, Japón y Australia iniciaron ejercicios militares en conjunto en agosto del 2021, buscando llevar adelante una demostración de fuerza y resistencia en la región, reportó el South China Morning Post.

Andrés Vacca – BLes.com

Suscríbete para recibir nuestras últimas noticias

Al enviar este formulario, acepto los términos.