El mandatario defendió el decreto que prohíbe que el Estado financie proyectos que estén presentados ante la administración pública con lenguaje de género neutro.

El presidente Jair Bolsonaro, afirmó este jueves en sus Facebook Live de todas las semanas que el lenguaje de género neutro “inclusivo”, que, por ejemplo, sustituye artículos masculinos o femeninos por la letra ‘e’, “no es cultura”, si no que es una total ideologización de la lengua.

“Gente, lo que yo creo eso no es cultura, el lenguaje neutro no es cultura”,
 sentenció el líder derechista en su tradicional transmisión vía redes sociales de los jueves junto a sus ministros.

El mandatario defendió de esta forma un decreto que publicó esta semana la Secretaría de Cultura de su gobierno, que el jueves pasado vetó el uso del llamado lenguaje inclusivo en proyectos que aspiren a financiación pública.

La medida obliga a empresas, emprendedores y artistas que quieran recursos del Estado para desarrollar sus proyectos a evitar expresiones como “todes”, “[email protected]” o “todxs”, un filtro que servirá de veto a las presentaciones que se hagan a la administración pública.

El lenguaje de género neutro busca forzar una inclusión de las personas no binarias, es decir, aquellas que no se identifican ni con el género masculino ni con el femenino, pero termina generando un lenguaje poco fluido y que pocas personas incorporan realmente a su dialéctica.

Los cambios en el lenguaje surjen de la propia sociedad y no pueden ser forzados por colectivos de ninguna ideología política. Evidentemente, para la actual sociedad, la palabra “todos” sigue representando a hombres, mujeres y personas que se sientan de cualquier género que quieran.

En el decreto, se asegura que se prohíbe el “uso de signos inintelegibles, cuyo objetivo es pura bandera ideológica, impide el disfrute de la cultura y sus productos debido a que interrumpe el proceso de comunicación”.

Por otro lado, hay un proyecto de ley en discusión en la Cámara de Diputados que busca precisamente impedir el uso del lenguaje inclusivo en las escuelas públicas, asegurando que merma el aprendizaje del portugués en los niveles primarios y que genera conflictos con los niños con discapacidades auditivas.

Fuente: La Derecha Diario

 

Suscríbete para recibir nuestras últimas noticias

Al enviar este formulario, acepto los términos.