Redacción BLes – Mientras la administración Biden busca reanudar un acuerdo nuclear con Irán, su gobierno estableció el sábado la primera condición: descongelar 10.000 millones de dólares de los fondos congelados de Teherán, Irán.

La condición fue emitida indirectamente a través de intermediarios en las Naciones Unidas, informa Reuters.

“Los estadounidenses trataron de ponerse en contacto con nosotros a través de diferentes canales (en la Asamblea General de la ONU) en Nueva York, y les dije a los mediadores que si las intenciones de Estados Unidos son serias, entonces se necesitaba una indicación seria … liberando al menos 10 mil millones de dólares de dinero bloqueado”, dijo el ministro de Relaciones Exteriores de Irán, Hossein Amirabdollahian, en la televisión estatal.

La administración Trump desechó el acuerdo nuclear de 2015 en 2018, diciendo que no era lo suficientemente duro con Teherán y reanudó las sanciones al país.

Irán había violado repetidamente los términos de los acuerdos, y la administración Trump buscaba formar un nuevo acuerdo nuclear más exigente.

Debido a las sanciones impuestas por Washington a los sectores bancario y energético de Irán, el país no ha podido depositar decenas de miles de millones de dólares en los bancos internacionales, procedentes principalmente de las exportaciones de petróleo y gas.

Las fuertes sanciones impuestas desde 2018 habían llevado a Irán a la casi quiebra después de dos años, según datos del Fondo Monetario Internacional.

Mientras tanto, el gobierno de Biden argumentó que la presión financiera no sería suficiente para obligar a Irán a retroceder en su participación en Irak, Siria o Líbano o a ser más cooperativo con el acuerdo nuclear.

Bajo el mandato de Biden, las conversaciones en torno al acuerdo se habían llevado a cabo de forma indirecta entre Estados Unidos e Irán en múltiples ocasiones, hasta que se suspendieron en junio con motivo de las elecciones iraníes, según Politico.

Amirabdollahian dijo que Irán volvería pronto a las retrasadas conversaciones nucleares en Viena, pero no dijo cuándo, según Reuters.

Los expertos advierten de que Irán ha seguido ampliando rápidamente sus capacidades nucleares. Les preocupa que el país esté cada vez más cerca de fabricar suficiente uranio de grado armamentístico para una bomba.

“Sin duda, Irán está ganando tiempo y, mientras tanto, continuará mejorando su programa nuclear para ganar influencia política”, dijo un diplomático de alto nivel a Politico bajo la condición de anonimato.

El diplomático también advirtió que Irán podría aventurarse a plantear exigencias más ambiciosas a Estados Unidos.

Recogiendo la reciente secuencia de rencillas diplomáticas, como la caótica retirada de Afganistán o el desacuerdo con Francia por la cancelación de un contrato de submarinos, podrían considerar a EE.UU. como “débil”.

“Lo más probable es que Irán solo vuelva a la mesa en Viena si Occidente hace un gesto de buena voluntad o hace ciertas concesiones a Irán”, dijo el diplomático.

Laura Enrione – BLes.com

Suscríbete para recibir nuestras últimas noticias

Al enviar este formulario, acepto los términos.