Redacción BLes: El presentador conservador Tucker Carlson de Fox News se tomó unos minutos al cierre de su programa del lunes 20 de julio, para revelar a su audiencia que el New York Times está planeando publicar una nota sobre la ubicación de su casa, reportó Daily Caller.

“En cuestión de periodismo, no hay justificación concebible para una historia como esa. El periódico no alega que hayamos hecho algo malo y no lo hemos hecho. Pagamos nuestros impuestos. Nos gustan nuestros vecinos. Nunca hemos tenido una disputa con nadie”, descargó Carlson.

El presentador recordó cómo en 2018, el grupo Smash Racism DC (Aplastar el racismo) publicó su dirección y organizó grupos de Antifa, quienes aparecieron en su casa mientras él estaba en su trabajo. Vandalizaron su casa, y amenazaron a su esposa quien tuvo que llamar al 911 escondida dentro del placar. Durante un año estuvieron enviando cartas amenazándolos con matarlos.

“Intentamos ignorarlo. Se sentía cobarde vender nuestra casa e irse. Criamos a nuestros hijos en el vecindario y nos encantaba. Pero al final, eso es lo que hicimos. Tenemos cuatro hijos. Simplemente no valía la pena”, lamentó Carlson.

Pero las cosas no terminaron ahí. El New York Times contrató a un activista político, Murray Carpenter, que lo siguió y a un fotógrafo, Tristan Spinski, que sacó fotos de su casa.

Tucker explicó que llamó al periódico para decirles las implicancias de publicar la ubicación de su casa, el daño que su familia podría sufrir, pero no les importó. Él dijo: “Odian mi política. Quieren que este programa salga al aire. Si uno de mis hijos sale herido por una historia que escribieron, no lo considerarán un daño colateral. Saben que el objetivo es infligir dolor a nuestra familia, aterrorizarnos, controlar lo que decimos. Ese es el tipo de personas que son”.

El presentador se hizo la pregunta de qué pasaría si él publicara las direcciones de los editores del periódico, de los periodistas: “Sabemos quiénes son. ¿Eso calificaría como periodismo? Dudamos que lo consideren periodismo. Ellos dirían que es comportamiento criminal si lo hiciéramos, y eso te dice todo”.

La última aserción de Carlson, hace referencia a cómo la izquierda en Estados Unidos, usa la dialéctica para castigar a los conservadores por sus acciones, pero cuando ellos hacen lo mismo, no aplica el mismo principio, significa otra cosa.

Tucker Carlson entró en el radar de la izquierda radical de los Estados Unidos, Demócratas y medios de comunicación principales, por su fuerte condena a las propuestas de los líderes demócratas, como la idea la frontera abierta, la inmigración ilegal, el aborto, la cultura de la corrección política, la eliminación de la Segunda Enmienda, etc. 

Y del mismo modo que los régimenes comunistas, como no pueden debatir sus ideas que son radicales y van contra los principios de una nación libre, acuden a la violencia. Estas acciones, ¿no dejan al descubierto qué tipo de personas son?

Álvaro Colombres Garmendia – BLes