Redacción BLes– Durante las últimas dos semanas funcionarios y expertos en salud del sector público en los Estados Unidos se han visto en la necesidad de reevaluar la información relacionada con el alcance del virus PCCh, o nuevo coronavirus luego de que se presentara una disminución en las pruebas por contagio.

Texas y Florida, la situación de dos estados donde los casos de contagio han ido en aumento en los últimos meses ahora ha dado un giro luego de que en días recientes se registrara una reducción en el número de pruebas para el virus.

Como señala el Washington Examiner, en Florida se estaban realizando alrededor de 52.000 pruebas de diagnóstico por día hace dos semanas, sin embargo ahora se han reducido aproximadamente un 33%, registrando un poco más de 35 mil el pasado martes.

Datos compilados por el Proyecto de seguimiento COVID, mostraron que el pasado martes el estado de Florida también registró un récord de muertes por contagio con el virus PCCh, elevando el número a 276. Según el Departamento de Salud del Estado, el miércoles se sumaron otras 212 muertes, elevando el número de muertos en ese estado a 8765.

En promedio, Texas estaba realizando la semana pasada unas 336.255 pruebas de coronavirus por día según informó The Texas Tribune, lo que representó una caída del 42% en los casos de contagio a diferencia de dos semanas atrás cuando se registraron 62.516.

Como indica el Washington Examiner, el promedio de casos nuevos por contagio ha disminuido un 23% desde mediados de julio hasta el 11 de agosto.

Mientras tanto los datos estatales muestran que las hospitalizaciones por coronavirus han estado disminuyendo con alrededor de 7.500 pacientes con coronavirus reportados en hospitales de Texas el domingo.

El Wall Street Journal informó que luego de que la administración Trump instruyera a los estados informar los datos sobre el virus PCCh directamente a la oficina de Salud y Servicios Humanos (HHS por sus siglas en inglés) y no a los Centros de Control y Prevención de Enfermedades, se ha venido registrado una ralentización de los datos relacionados con hospitalizaciones.

De acuerdo con datos aportados por la Universidad John Hopkins, se han confirmado casi 5,2 millones de infecciones por coronavirus en Estados Unidos y han muerto unas 167.000 personas.

César Munera – BLes.com