Redacción BLes– Durante una entrevista con el presentador de radio John Kass, el fiscal general de los Estados Unidos, William Barr, afirmó que hay personas con cargos dentro del gobierno que trabajan activamente contra la administración Trump.

“Creo que lo de Trump fue inusual. Él tocó un acorde sensible. Ganó las elecciones como un presidente debidamente elegido. Dio un discurso de victoria que fue conciliador (…) ¿Y qué pasó ese mismo día? Empezaron a hablar de la impugnación, que no era un presidente legítimo, el asunto de Rusia, todo esto desde el primer día”, señaló Barr.

“Y estaba la llamada “resistencia”, que no es un término apropiado para usar en nuestra democracia. Se convirtió en una resistencia real. Sin duda hay mucha gente en el gobierno que trabaja encubiertamente para frustrar la administración”, agregó, de acuerdo con Bizpac Review.

Barr dijo que la tolerancia con la que se manejaron los disturbios civiles que tuvieron lugar a lo largo de Estados Unidos, es un acontecimiento muy desconcertante, indicando que el mensaje de los demócratas se concentra en el respaldo hacia el candidato presidencial Joe Biden mientras que dejan atrás las problemáticas sociales de sus ciudades.

De cara a las próximas elecciones programadas para el mes de noviembre, grupos de izquierda estarían planeando en secreto una movilización, mediante la cual llevarían a cabo un “apocalipsis político” en caso de que el candidato demócrata, Joe Biden, no pueda asegurar la presidencia.

Una fuente familiarizada con Democracy Defense Nerve Center, como se le conoce a una coalición de más de 50 organizaciones progresistas de Estados Unidos, habló sobre las operaciones que se implementarán, y dijo que deberían mantener el desorden y cerrar la sociedad durante semanas, según The Daily Beast.

De acuerdo con el presentador radial Glenn Beck, el voto por correo, una modalidad ampliamente promovida por los demócratas, que a diferencia del voto en ausencia no requiere a los votantes presentar una solicitud antes de las elecciones, podría llevar a un escenario de caos y revolución.

“Nadie creerá el resultado [de las elecciones] porque esta vez están cambiando la forma en que elegimos un presidente. Y la gente no entiende la diferencia… esto es que los estados demócratas sólo imprimen boletas y las envían en masa”, expresó Beck, según informó The Blaze.

“El caos que se avecina, creo que es notable. Y si el Departamento de Justicia no se involucra y averigua quiénes son estos grupos y qué han planeado, va a haber intimidación y caos la semana de la votación, y durante semanas [después] hasta que entremos en una guerra civil. Esto no es una hipérbole. Esto es lo que la izquierda está diciendo ahora”, agregó.

Según una columna de opinión de Shadi Hamid para The Atlantic, “actuar fuera del proceso político, incluso por medios no pacíficos, se vuelve más atractivo, no necesariamente por esperanza sino por desesperación”.

Como indica Bizpac Review, miembros de la izquierda institucional han tratado de presentar al presidente Donald Trump y sus compañeros republicanos, como quienes amenazan la integridad electoral de los Estados Unidos.

Para la demócrata Hilary Clinton, quien perdió la contienda presidencial en el 2016 contra Donald Trump, el actual candidato Joe Biden no debería ceder “bajo cualquier circunstancia”.

“El demócrata Joe Biden está formando un equipo de los mejores abogados en previsión de las impugnaciones judiciales en el proceso electoral que, en última instancia, podrían determinar quién gana la carrera por la Casa Blanca”, informó The Baltimore Sun el lunes.

César Munera– BLes.com