El presidente encargado de Venezuela y líder de la Asamblea Nacional, Juan Guaidó, ingresó junto a un grupo de diputados opositores al palacio legislativo el martes, luego de un tenso enfrentamiento con las fuerzas de seguridad que bloquearon la entrada.

La Voz de América constató que por más de media hora, los uniformados impidieron la entrada de los legisladores de oposición al palacio legislativo, donde desde mas temprano se había instalado una sesión, pero solo con el oficialismo de unas y la asistencia de unas 50 personas. ​

“Estamos trabajando por nuestras gente a pesar del atropello que ustedes han podido constatar”, dijo Guaidó antes de conseguir entrar.

Una vez dentro de la sede del Parlamento, Guaidó llegó al podio presidencial entonando el himno nacional y acompañado de decenas de diputados opositores.

“Haber entrado aquí ha sido una hazaña”, dijo Guaidó desde su silla de siempre, mientras otros legisladores de oposición permanecían, según afirmó, a las afueras del hemiciclo y bloqueados por fuerzas de seguridad.

Minutos más tarde fue interrumpido el servicio eléctrico pero la sesión continuaba, según testigos de VOA presentes en el lugar.

La Asamblea Nacional Legislativa de Venezuela comienza este martes su primera sesión de 2020 con dos presidentes y dos agendas diferentes, pero la incógnita es cómo podrá sesionar en esas condiciones y qué sucederá cuando los diputados traten de entrar en la sala del parlamento.

El lunes, el presidente encargado de Venezuela y uno de los presidentes de la Cámara, Juan Guaidó, aseguró que la oposición sigue en control legítimo de la Asamblea y prometió que él y los diputados estarían allí este martes.

Más de medio centenar de países, incluyendo naciones de la región, Estados Unidos y la Unión Europea, rechazaron la votación que habría favorecido a Luis Parra y reiteraron su apoyo a Guaidó.

La agenda de Guaidó sigue encaminada a lo que catalogan como cese de la usurpación y el retorno de la democracia en la nación sudamericana sumida en una severa crisis.

Parra por su lado, aseguró que su junta directiva es de oposición, “civil” y que su objetivo es “acabar con la polarización”.

La Asamblea Nacional venezolana tuvo que sesionar el domingo en una sala del diario El Nacional, después de que la Guardia Nacional Bolivariana impidiera el acceso a Guaidó y a muchos de los diputados opositores.

En esta sesión, 100 diputados eligieron a la junta directiva de la Asamblea Nacional y ratificaron a Guaidó como presidente encargado del país y presidente de la legislatura.

La bancada oficialista y un grupo de diputados que había sido separado de la oposición juramentó anteriormente el domingo al diputado Parra como nuevo presidente de la Asamblea Nacional, con sólo la presencia de los 51 parlamentarios, cuando el quórum mínimo por ley es de 84. Tiene el apoyo explícito del gobierno en disputa de Nicolás Maduro.

Guaidó mantuvo el apoyo de Estados Unidos y muchos países de la región y el mundo. El designado especial de Estados Unidos para Venezuela, Elliott Abrams, afirmó que en Venezuela “no hay dos asambleas nacionales, hay una sola… con Juan Guaidó”.

Guaidó también declaró el martes que “la Asamblea es una sola. La Asamblea fue la que se instaló ayer en la sede de El Nacional, como lo dice nuestro Reglamento de Interior y Debate”.

Parra está separado de su partido Primero Justicia en diciembre de 2019, tras ser acusado por investigaciones periodísticas de intentar favorecer a un empresario colombiano relacionado con programas de alimentación del gobierno.

El lunes Parra se defendió de las acusaciones en su contra, alegando que no existen pruebas y dijo que la nueva junta directiva de la Asamblea Nacional quiere “acabar con el secuestro” que le tienen al Parlamento.

En sus cuentas en las redes sociales Parra difundió que su agenda para este martes está centrada en el agravamiento de la escasez de gasolina, la liberación de “presos políticos”, el cese de la persecución política y “urgentes ajustes al salario”.

El parlamento que responde a Guaidó intenta debatir sobre el “asalto militar” contra la sede del Legislativo.

Guaidó dijo que si el gobierno quiere impedir de nuevo su entrada a la sede del Parlamento, él, como jefe de ese cuerpo puede convocar sesiones en cualquier otro recinto o ciudad.

videoinfo__video2.bles.com||834f35ac9__

Ad will display in 09 seconds

Fuente: Voz de América

Te puede interesar: ¿Por qué un gobierno querría herir y dañar a personas que no están en contra de él ni de nadie más?

videoinfo__video2.bles.com||8af324729__

Ad will display in 09 seconds