Redacción BLes Quince creadores de contenido demandan a YouTube y a su casa matriz, Google, y solicitan la reparación de los daños porque violaron los términos de servicio y sus derechos a la Primera Enmienda de la Constitución de EE. UU.

A través de sus canales los demandantes suministraban noticias y comentarios sociales, a través de más de 800 millones de vistas, informó el sitio web de la firma de abogados  Armenta & Sol APC el 26 de octubre.

La audiencia de estos creadores de contenido superaba la de canales tradicionales como los de C-SPAN, The New York Times, y NBC News.

Los usuarios de YouTube argumentan que este eliminó sus canales sin avisarles, utilizando las condiciones que YouTube había redactado e impuesto a los demandantes.  

También alegan que YouTube violó los derechos de la Primera Enmienda, tanto de los demandantes como del público que accede a sus canales de comentarios sociales, noticias e información. 

Desde otro ángulo, exponen que YouTube fue alentado y coaccionado desde el Congreso por la Presidenta de la Cámara Nancy Pelosi y el Representante Adam Schiff.   

Como evidencia adjuntan las cartas de queja del representante Adam Schiff en papel con membrete del Congreso, en las que instaba a eliminar el contenido.

Los demandantes también hacen referencia a la reciente acción de la Cámara al condenar cierto contenido y mencionar específicamente a los medios de comunicación social, explicó la oficina de abogados en un documento. 

Las grandes empresas tecnológicas y las redes sociales se amparan en la sección 230 para censurar arbitrariamente a los usuarios y privilegiar sus propias narrativas,

Entre los demandantes se encuentran creadores de contenido de la talla de Just Informed Talk, SGT Report, Informe X22, SpaceShot 76, Tru Reporting, RedPill 78, Edge of Wonder, Praying Medic, Amazing Polly, Woke Societies, Daniel Lee, Deception Byes, InTheMatrixxx, Destroying the Illusion y Sarah Westall.

Las grandes plataformas de redes sociales han causado muchas contrariedades a los usuarios de tendencia conservadora, por lo que el presidente estadounidense Donald Trump ha considerado actualizar la sección 230 para permitir que se hagan responsables de sus acciones. 

“Si las Big Tech persisten, en coordinación con los principales medios de comunicación, debemos despojarlos inmediatamente de sus protecciones de la Sección 230”, declaró el presidente Trump. 

También catalogó a Twitter y a Facebook como instrumentos o extensiones del Comité Nacional Demócrata.

“Está fuera de control. Es como un tercer brazo, tal vez un primer brazo, del Comité Nacional Demócrata (DNC). Twitter y Facebook, son todos, realmente como una contribución de campaña masiva. Este es un tercer brazo del DNC, la izquierda radical en movimiento”, señaló Trump. 

Jose Hermosa – BLes.com