TEGUCIGALPA (AP) — El gobierno hondureño acusó a los rivales políticos del presidente Juan Orlando Hernández de ordenar a “pandillas” que bloqueen calles y cometan otros actos de violencia en medio de las protestas por las disputadas elecciones del 26 de noviembre.

“Las pandillas pretendieron hoy afectar a los hondureños, tomándose vías de comunicación con el afán de generar caos y un estado de terror” bajo las órdenes del candidato opositor Salvador Nasralla y el expresidente Manuel Zelaya, denunció el gobierno el viernes en la noche.

Nasralla lleva 41,4% de los votos frente a 43% de Hernández según el conteo del Tribunal Supremo Electoral, si bien no se ha anunciado un ganador.

Zelaya fue derrocado en un golpe de Estado en 2009 y fundó el partido que postuló a Nasralla como candidato.

Éste ha denunciado fraude. Al menos 16 personas han muerto en los disturbios desde los comicios.

Suscríbete para recibir nuestras últimas noticias

Al enviar este formulario, acepto los términos.